Público
Público

La polémica de la Alhambra fue "una broma de mal gusto"

El Gobierno marroquí responde a la información falsa que aseguraba que Marruecos reclamaba la mitad de los ingresos por las visitas a la Alhambra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una broma de mal gusto. Así ha calificado el Gobierno marroquí la supuesta reclamación de la mitad de los ingresos por las visitas de turistas a la Alhambra de Granada, dijo ayer Jalid Naciri, portavoz oficial del Gobierno marroquí. 'Es un acto irresponsable. Jamás el Gobierno marroquí ni el Ministerio de Cultura han afirmado nada parecido', declaró.

La presunta exigencia desde Marruecos de los ingresos turísticos generados por el monumento nazarí en la ciudad española fue difundida la pasada semana en algunos medios digitales, que citaban al diario electrónico Nador City, pese a que este no había publicado nada al respecto.

Esos medios aseguraban que el ministro marroquí de Cultura, Bensalem Himmich, proponía en una carta dirigida al Gobierno español y a la Junta de Andalucía el establecimiento de una sociedad mixta hispano-marroquí que gestionara tanto las visitas como la conservación de la ciudad palatina. '¿Con qué objeto se procede a una desinformación semejante de un nivel tan bajo?', se preguntó el portavoz Naciri.

Por su parte, el director de Nador City, Mohamed Alali, señaló a Efe que su diario nunca publicó tal información: 'Más tarde tomaremos las medidas judiciales pertinentes contra estos medios que nos atribuyen una información que no hemos publicado'.

Aunque Marruecos considera que tiene un pasado común con Al Andalus y suele reivindicar orgullosamente la herencia cultural común, jamás ha llevado esta identidad al terreno de las reclamaciones económicas, ni ha puesto a los monumentos andaluces en el centro de las polémicas políticas.