Público
Público

La policía alemana detiene preventivamente a dos islamistas tras nuevas amenazas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La policía alemana ha detenido preventivamente en Baviera a dos islamistas con contactos con el entorno de la organización terrorista Al Qaeda, coincidiendo con la publicación este domingo en internet de un nuevo vídeo amenazante contra Alemania en las elecciones legislativas.

El presidente de la policía de Múnich, Wilhelm Schmidbauer, anunció hoy la detención de los dos hombres, cuyas identidades no reveló, tras la publicación de un vídeo anterior en el que se amenazaba con atentar contra la Oktoberfest, la tradicional fiesta de la cerveza muniquesa que se celebra estos días.

Tras señalar que los dos detenidos no son acusados por el momento de delito alguno, destacó que ambos han tenido contacto en el pasado con el miembro de Al Qaeda Bekkay Harrach, alemán de origen marroquí, quien aparece en los últimos vídeos amenazantes contra este país.

En los vídeos publicados por Al Qaeda en internet en las dos últimas semanas, Harrach advirtió de un "terrible despertar" para Alemania en el caso de que su gobierno no ordene la retirada de las tropas germanas desplazadas en Afganistán.

Schmidbauer señaló que los dos islamistas sospechosos, ambos procedentes de países árabes y residentes desde hace años en Alemania, permanecerán detenidos preventivamente y por orden judicial hasta que finalice la fiesta de la cerveza el 4 de octubre próximo.

Mientras tanto, las autoridades alemanas han confirmado la publicación en internet este domingo de un nuevo vídeo atribuido a Al Qaeda en el que se vierten amenazas contra este país.

En una declaración de la web Al Fallujah Islamic Forum se afirma que los "guerreros de Dios" sólo están esperando en Alemania una señal del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, "para ayudar a la religión de Dios y la ley islámica a triunfar".

Además, advierten de que un día se recordarán no sólo los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York en 2001 y los posteriores en Madrid y Londres, sino también "el ataque de los héroes en Berlín".

El autor del texto en árabe reclama además en el mismo que "los hermanos de los guerreros de Dios" lo traduzcan al alemán.