Público
Público

La prima de riesgo española cae a 261 puntos básicos en la apertura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La prima de riesgo española, marcada por el diferencial entre el interés que ofrece el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, se relajaba hoy ligeramente en la apertura de la sesión en el mercado secundario y quedaba en 261 puntos básicos, uno menos que ayer.

El compromiso logrado ayer por los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro de volver a reunirse el 3 de julio para analizar si Grecia cumple las condiciones para desbloquear la ayuda atemperó el nerviosismo de los inversores, que esperan que Atenas de cuanto antes el visto bueno a las nuevas medidas de austeridad.

Como consecuencia de todo esto, el riesgo país de Grecia mejoraba hoy en 4 puntos básicos e iniciaba el día con 1.398, a la espera del resultado de la subasta de letras que el Tesoro de ese país celebra hoy para intentar recaudar 1.250 millones de euros.

Además, el primer ministro griego, Yorgos Panpandréu, que acaba de cambiar al ministro de Economía, someterá a su Ejecutivo al voto de confianza en el Parlamento, mientras las protestas en la calle exigen una marcha atrás en los recortes programados.

Por su parte, Irlanda veía elevarse a primera hora cinco puntos el diferencial de su bono con el "bund" alemán, hasta los 830.

Italia, que no se considera periférico pero cuya prima de riesgo sufrió ayer las consecuencias del fracaso de la reunión del domingo de los ministros de Finanzas de la UE, vio caer un punto básico su diferencial en la apertura, hasta 187, tras llegar a rozar ayer los 200.

Portugal, que aún no ha empezado la jornada, también sufrió ayer la suspicacia de los inversores, con un notable aumento de la rentabilidad de su deuda soberana, que hizo que la prima de riesgo respecto a Alemania avanzara hasta los 792 puntos básicos.

A primera hora, el rendimiento del bono español se situaba en el 5,584 %, similar al 5,588 % de ayer, mientras que el alemán remuneraba a sus inversores con un 2,970 % por su "bund", algo más que el 2,970 % anterior.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) referentes a España cotizaban en la apertura a 288.010 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años.

Respecto a los futuros, los que adelantan el comportamiento de la deuda europea caían hasta el 125,98 % desde el 126,15 % precedente, en tanto que los que pronostican la evolución de la deuda estadounidense parten hoy del 123,23 %.