Público
Público

"El Rafita" ha sido detenido en una persecución policial tras robar una furgoneta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Municipal de Alcorcón ha detenido hoy a Rafael Fernández García, alias "el Rafita", tras una persecución por un polígono de esta localidad en el que el joven condenado por el asesinato de Sandra Palo ha robado presuntamente una furgoneta con la que ha tratado de huir de los agentes.

Según ha informado el Ayuntamiento de Alcorcón, el suceso ha ocurrido sobre las 09:30 horas, cuando un ciudadano ha avisado a un vehículo patrulla de la Policía de Barrio que vigilaba el Polígono Industrial Urtinsa de que un joven acababa de sustraer una furgoneta de reparto mientras su propietario realizaba labores de descarga.

Entonces se ha puesto en marcha un dispositivo formado por varias dotaciones de la Policía Municipal que han localizado la furgoneta robada y han comprobado que era conducida por "el Rafita", quien al ver a los agentes ha huido.

Los agentes le han perseguido y han bloqueado el paso del vehículo, pero "el Rafita" ha huido a pie y ha intentado esconderse en una nave cercana, ubicada en la calle Industrias del citado polígono, hasta que finalmente ha sido arrestado cuando se escondía en los bajos de un camión.

Los agentes han recuperado el vehículo y los productos de alimentación que transportaba, ha precisado el Consistorio.

A "el Rafita", que a las dos de la tarde se encontraba bajo custodia policial, se le imputan los delitos de conducción temeraria y sin permiso de conducción y de daños y lesiones de carácter leve.

La investigación corresponde a la Unidad de Policía Judicial de la Policía Municipal de Alcorcón, que no descarta la participación de más individuos en el robo del vehículo.

Rafael Fernández García, de 22 años, cumplió el pasado 25 de junio la pena de cuatro años de internamiento y tres de libertad vigilada que le fue impuesta por el asesinato de la joven Sandra Palo en 2003, quedando así libre sin historial delictivo.

Primero se hizo cargo de su tutela la Comunidad de Madrid, hasta que el pasado 27 de enero el Gobierno regional llegó a un acuerdo con Instituciones Penitenciarias por el que Prisiones se hizo cargo del control de su pena de libertad vigilada, hasta que quedó en libertad.

Desde que quedó en libertad vigilada este joven de 22 años ha sido arrestado en al menos cuatro ocasiones por robar o intentarlo.