Público
Público

Rajoy dice que "la chapuza" ha sido la nota característica del Gobierno en 2009

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder del PP, Mariano Rajoy, ha acusado hoy al Gobierno de haber demostrado en 2009 su "incapacidad total y absoluta" para solucionar los problemas que ha generado la crisis y otros conflictos diplomáticos, de modo que "la chapuza" ha resultado "la nota característica" del Ejecutivo en el año que acaba.

Las gestiones en los casos del pesquero "Alakrana" y de la activista saharaui Aminatu Haidar, así como las relaciones con Gibraltar y las situaciones de muchos aeropuertos españoles en estas fechas navideñas, son los ejemplos que, según Rajoy, ilustran la "falta total de coordinación" del Gobierno y su "incapacidad" para "reaccionar con solvencia a cualquier problema".

También ha achacado a la incapacidad de José Luis Rodríguez Zapatero y de su equipo los conflictos de intereses que ahora se dan entre algunas comunidades autónomas con ocasión del blindaje del concierto vasco y la reforma del Estatuto de Castilla-La Mancha.

Pero el líder del PP ha opinado que por encima de tales vicisitudes el Gobierno ha certificado que "la chapuza es su nota característica" en su método para atajar la crisis económica.

Enfrente, a su juicio, aparece un Partido Popular que "sabe lo que hay que hacer" contra la coyuntura actual de la economía y que, además, se sitúa por encima del PSOE en las encuestas sobre intención de voto.

Los sondeos internos son aún mejores, como han resaltado algunas fuentes del PP, que se han remitido a la última en su poder, efectuada en noviembre, para recalcar que la ventaja es de más de cinco puntos.

Por tanto, una situación favorable pese al caso Gürtel, al que se ha referido Rajoy para recalcar que los populares han aprendido y que él mismo se ha comprometido a evitar cualquier otra muestra de corrupción.

Éstas han sido algunas de las conclusiones que el líder de los populares ha desgranado en la conferencia de prensa que ha ofrecido en la sede nacional del partido para hacer balance de 2009.

La situación de la economía ha ocupado gran parte de su intervención, y así, ha destacado que 2009 ha sido "un año perdido" para que España siente las bases de una recuperación inminente y sólida, por lo que en el futuro habrá "más dificultades" para crear empleo nuevamente.

Todas las medidas del Ejecutivo han resultado "equivocadas", desde el proyecto de ley de economía sostenible, pues "no resuelve casi nada", a los aumentos del gasto público y de la deuda, además de la subida de impuestos.

El PP, en cambio, a juicio de Rajoy, propone ante todo "decir la verdad" y cambiar la actual política económica "de la A a la Z", de tal forma que se ponga fin a la "propaganda, los anuncios y la fotografía".

"Si gobernara el Partido Popular, estaríamos en otra situación", ha incidido.

Como sea que España tiene una imagen en el mundo "absolutamente mejorable" por la gestión económica del Gobierno y urge fomentar la confianza en las posibilidades del país, Rajoy ha dejado claro que actualmente no puede apoyar al Ejecutivo contra la crisis, por ejemplo a través de un pacto de Estado.

"No podemos respaldar una política económica suicida; sería una gran irresponsabilidad", ha dicho.

Asimismo, ha minusvalorado la credibilidad que pueda inspirar Zapatero cuando coloca el comienzo de la recuperación el año que viene, toda vez que los Presupuestos del Gobierno para 2010 apuntan a un crecimiento negativo y al aumento del paro.

Por ello, ha afirmado que el presidente "debería darse cuenta de que engañar, o edulcorar las cosas, no conduce a nada".

Aparte de su "incapacidad" ante la crisis económica, el Gobierno se ha dedicado durante 2009 a "poner sobre la mesa asuntos que nadie demandaba", como la reforma de la ley del aborto o la erradicación de los crucifijos en las aulas.

Igualmente ha subrayado como asunto fundamental del año próximo la Presidencia española de la UE, cuyo desarrollo el PP vigilará de cerca.

En la comparecencia de prensa han surgido otras cuestiones, como la advertencia del ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de que ETA podría estar preparando para estos días alguna acción de envergadura.

Rajoy ha expresado que apoya la política antiterrorista del Gobierno, y por ello, ha evitado juzgar el anuncio de Rubalcaba.

No obstante, ha pedido a los responsables de Interior "reflexión y un poco de prudencia" ante determinadas decisiones que luego se convierten en "polémicas" y que, en consecuencia, no fortalecen la lucha antiterrorista.