Público
Público

Rajoy dice que el político debe tener un sueldo razonable y no debe tener privilegios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rechazado que los políticos deban tener privilegios distintos del resto de los ciudadanos, y ha defendido que tengan un "sueldo razonable".

Rajoy ha hecho estas manifestaciones al canal "Elecciones Generales 2011", de YouTube y Efe, al contestar a las seis preguntas más votadas por los internautas de las más de 750 planteadas en esta plataforma de información electoral.

Pregunta.- ¿Estaría dispuesto a implantar medidas de ahorro como la supresión del Senado o las diputaciones provinciales, y a apoyar la reducción de los altos cargos y de los elevados sueldos que perciben?

Respuesta.- Estoy absolutamente dispuesto, porque el principal problema que tenemos en España es que hay más de cinco millones de personas que quieren trabajar y no pueden, y hay un 45 por ciento de los jóvenes que no encuentran un puesto de trabajo, y para eso hay que cambiar la política económica y hacer cosas distintas de las que se han hecho estos años.

El primer punto es el control del déficit público y de la deuda pública, y para eso es fundamental que además del esfuerzo que han hecho las familias y las empresa en estos años también las administraciones sean mucho más austeras de lo que lo son en estos momentos.

Yo recuerdo siendo presidente de la Diputación de Pontevedra, con 28 años, que no tenía ni jefe de gabinete, ni gabinete, ni equipo de comunicación, ni nada. Funcionaba única y exclusivamente con los funcionarios, creo que también en España sobran organismos autónomos, entes públicos fundacionales. Las CCAA del PP después de las elecciones autonómicas están haciendo un esfuerzo en ese sentido, y yo creo que hay que incrementarlo. Es capital para crear empleo.

En cuanto a las diputaciones provinciales, es un tema que conozco bien porque he sido presidente de diputación. Creo que deben existir, pero solo para una cosa, prestar los servicios públicos a la gente que vive en los pequeños municipios españoles. Esos municipios si no tienen a la diputación, no tienen nada, y como yo creo que todos los españoles, vivan en los núcleos urbanos o vivan en los pequeños pueblos y municipios, deben tener los mismos derechos y oportunidades, y también deberes y obligaciones, entiendo que las diputaciones deben existir, pero única y exclusivamente para eso. Por tanto es muy importante que se haga, y pronto, la reforma de las mismas.

P.- En la actual crisis económica, ¿a cuál de los privilegios de los que disfruta la clase política española -pensiones vitalicias, coches oficiales, dobles sueldos- estaría dispuesto a renunciar?

R.- Dobles sueldos públicos no puede haber porque lo dice la ley, una persona que sea, por ejemplo, alcalde y diputado o alcalde y senador, como los hay, solamente puede cobrar un sueldo, eso lo establece la propia legislación. Las pensiones vitalicias han sido suprimidas no hace muchas fechas, eran fundamentalmente personas que venían de fuera de España, no habían podido cotizar cuando fue la época de la transición en 1977 y no hay pensiones vitalicias en este momento para los diputados ni para nadie, al menos que yo conozca.

Yo llevo muchos años en política y he conocido a gente honrada, decente, trabajadora, en mi partido y en otros muchos partidos. Y luego hay gente que evidentemente no hace las cosas bien y que son deshonestos, tengo que decir que son los menos, aunque es verdad, como es lógico por otra parte, que son los que más aparecen en los medios de comunicación.

Creo que el político debe tener un sueldo razonable y creo que el político no debe tener privilegios que no tengan el resto de los ciudadanos.

P.- ¿Ve justo que un diputado por ocupar su cargo unos pocos años tenga derecho a cobrar el cien por cien de la jubilación y el resto de la población tenga que trabajar hasta los 67 años para poder retirarse?.

R.- No, eso ya se ha suprimido en la última reforma que se ha hecho en las Cortes en este mismo año 2011.

P.- ¿Por qué mi voto cuenta más o menos según la zona de España en la que viva, o según el partido al que vote? ¿Propone algún cambio legislativo para esta situación?

R.- Mire, lo más importante en un sistema electoral es que sea producto del acuerdo de la mayoría de los partidos, y el sistema electoral que tenemos ahora es un sistema que se aprobó al principio de la transición, en los años 77-78, por todos los partidos. Eso es lo más importante de un modelo electoral y con ese sistema gobernó en España la UCD, en mayoría y en minoría; gobernó el Partido Socialista, en mayoría y en minoría; gobernó también el Partido Popular en mayoría y en minoría, es decir que permitió diferentes formas de Gobierno. Hay otros sistemas distintos en todo Europa y en el derecho comparado, piense por ejemplo en el modelo inglés, en el que la gente elige un diputado en una circunscripción electoral, de suerte que el partido que tiene el 51 por ciento de los votos tiene un diputado y el partido que tiene el 49 por ciento de los votos tiene cero diputados, con lo cual el 49 por ciento de los votos se pierden y no tienen ninguna representación. Yo creo que el modelo español es bastante equilibrado, insisto, es producto del acuerdo entre todas las fuerzas políticas y creo que responde muy proporcionalmente a lo que es nuestro país.

Si que hay una cosa que me gustaría modificar, que son las elecciones a alcalde. Yo creo que alcalde debe ser aquel que los ciudadanos hayan elegido, es decir, el cabeza de la lista más votada, y me gustaría hacer esta reforma en los próximos años.

P.- ¿Por qué se consiente a los bancos que han recibido ayudas públicas que concedan jubilaciones millonarias a sus directivos? ¿Qué solución propone su partido a este tipo de abusos?

R.- Yo estoy radicalmente en contra de que aquellas instituciones financieras que reciban ayudas públicas den espectáculos como los que hemos visto en los últimos tiempos con indemnizaciones millonarias, donde curiosamente se premia, entre comillas, a aquellas personas que han hecho una pésima gestión, y han llevado a esas entidades a tener que pedir ayudas públicas.

Creo que el Banco de España que es quien tiene las competencias debe actuar y debe hacerlo con contundencia y desde luego cuando yo esté en el Gobierno esto no pasará.

P.- ¿Cómo piensa solucionar el grave problema que atraviesan los autónomos y las pymes que están cerrando por la falta de ayudas públicas y por la asfixia a la que la someten las distintas administraciones por el impago de facturas?

R.- Las pymes y los autónomos tendrán el pleno y total apoyo de un gobierno del PP. El gran objetivo para los próximos años es la creación de empleo, porque no podemos vivir en un país donde cinco millones de personas quieren trabajar y no pueden, sobre todo los jóvenes, es decir, una tasa de desempleo que casi ronda el 50 por ciento es terrible y desmoralizante.

Por tanto, ese es nuestro gran objetivo y quien tiene que crear ese empleo son las pequeñas y medianas empresas y los autónomos, como han hecho siempre, y por tanto les vamos a apoyar.

¿Cómo les vamos a apoyar? En primer lugar cambiando la política económica que se ha hecho a lo largo de estos años. Para mí hay algunas prioridades, la primera, la austeridad de las administraciones, el control del gasto y la reducción del déficit público y de la deuda pública. No es aceptable que el poco crédito que hay en el mercado se lo lleven las administraciones en detrimento de las pequeñas y medianas empresas, de los autónomos y de las familias.

En segundo lugar haremos una reestructuración y saneamiento del sistema financiero para que vuelva el crédito a nuestro país. Y en tercer lugar haremos una serie de medidas que se aprobarán durante los primeros meses de la próxima legislatura, de las cuales voy a señalar por su importancia las siguientes:

Primero, los autónomos y las pymes no pagarán el IVA hasta que efectivamente no cobren la factura, suprimiendo la situación absurda que hay en estos momentos.

Segundo, la línea de crédito del ICO para los ayuntamientos con el único y exclusivo objeto de que paguen las deudas que tienen con sus proveedores se hará efectiva en la primera etapa del nuevo gobierno.

Tercero, como quiera que haya muchas administraciones que le deben dinero a muchos proveedores y esos proveedores tienen que pagar impuestos a las administraciones, se podrán descontar los impuestos que tengan que pagar a las administraciones públicas con las deudas que esas administraciones tengan con ellos.

Bajaremos el impuesto de sociedades al 20 por ciento y adaptaremos los módulos que pagan los trabajadores autónomos y algunas pymes a la situación de la economía. Es decir, no es lo mismo una cafetería que esté llena de gente que una cafetería donde no haya nadie, como es perfectamente entendible.

Por tanto, insisto, los emprendedores tendrán todo nuestro apoyo, todo nuestro reconocimiento porque ellos son, con un gobierno que genere un marco de confianza razonable, los que van a sacar a España de la crisis.