Público
Público

Sebastián baraja una subida de la luz inferior al 2,7% para enero

La energía que negocian las eléctricas se abarata y da margen a Industria para moderar el alza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La subida de la luz, una materia políticamente sensible (más, en tiempos de crisis), será bastante inferior de lo esperado. El ministro de Industria, Miguel Sebastián, pronosticó este martes que el alza que se aplicará el próximo 1 de enero 'puede quedar por debajo del 2,7%' calculado la semana pasada por su departamento, después de que se especulara con un repunte del 7%, muy superior al IPC actual (0,3%).

El ministro dijo que la subasta en la que las comercializadoras eléctricas de último recurso (que dan servicio a la mayoría de hogares) se aseguraron la energía del próximo semestre había salido 'mejor de lo esperado'. Respecto a julio pasado, cuando se hizo la anterior subasta, los precios resultantes fueron, de media, un 10,9% inferiores para la energía en horas de alta demanda y un 8,8% más bajos para la energía en hora valle (cuando es más barata).

La semana pasada, Industria propuso que las llamadas tarifas de acceso (lo que se paga por alquilar las redes, y que supone algo más de la mitad del recibo) suban en enero un 14,25%. De acuerdo con una estimación no oficial, basada en el encarecimiento de los peajes y el abaratamiento de la energía (ésta supone en torno al 40% del recibo), la subida podría rondar el 2,5%.

A la espera del sistema que determine Industria para incentivar el consumo de carbón nacional (que puede encarecer el recibo), el resultado de la subasta de ayer da cierto margen al ministerio para cumplir con su promesa de reducir progresivamente el gigantesco déficit del sistema eléctrico, generado desde 2000 porque el precio de la luz que han fijado los sucesivos gobiernos no cubría los costes. Son más de 15.000 millones que habrá que recuperar con sucesivas subidas del recibo.

De la decisión que tome la próxima semana Industria sobre la tarifa doméstica (que, desde julio pasado, es la única que aún fija el Gobierno) dependerá el margen de maniobra que tendrán las comercializadoras para hacer ofertas a los clientes que deben acudir al mercado liberalizado (más de 10 kilovatios instalados). Entre ellos hay muchas pymes y ayuntamientos que están viendo como las eléctricas se niegan a hacerles ofertas. En muchos casos, son clientes morosos. Este martes, el PSOE introdujo una enmienda para 'apremiar' a las eléctricas 'a realizar ofertas asumibles para las finanzas de las administraciones y entes locales'.