Público
Público

Sesenta latigazos por "promover el pecado", perdonados

El rey saudí indulta a la periodista saudí acusada de trabajar en un programa televisivo de contenido erótico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rey de Arabia Saudí, Abdulá bin Abdelaziz, ha indultado a la periodista saudí Rosana al Yami, condenada el sábado pasado a recibir 60 latigazos por su relación con un programa que 'promovía el pecado'.

Una corte penal de la ciudad saudí de Yeda sentenció a Al Yami a ese castigo por su vinculación profesional con el canal de televisión por satélite libanés LBC, que emitió un programa en el que un invitado contaba sus 'aventuras sexuales' en el ultraconservador reino wahabí.

'El perdón que ordenó el rey a mi favor me ha hecho justicia, porque yo no he cometido ningún pecado para ser azotada', aseguró Al Yami.

La joven explicó que ella nunca buscó la fama y que estaba indignada por el hecho de que muchos diarios y revistas publicaran su fotografía y su nombre. 'La sociedad me condenó a muerte antes de que el juez emitiese su fallo', subrayó.

Al Yami no se siente una heroína, pero, a pesar de las amenazas de muerte recibidas por teléfono móvil y por correo electrónico, está decidida a proseguir con su profesión.

Todo comenzó el pasado mes de julio, cuando el saudí Mazen Abdel Yawad relató en una emisión del programa 'La oscura línea roja' cómo era su vida sexual. Yawad fue condenado a 5 años de prisión y 1.000 latigazos, mientras que las oficinas del canal libanés en el reino saudí fueron clausuradas y sus equipos confiscados.