Público
Público

Siete de cada 10 inmigrantes quieren quedarse en España, el 15% ya tienen piso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siete de cada diez inmigrantes que trabajan en España quieren fijar su residencia definitiva en nuestro país e integrarse en la sociedad y, de ellos, el 15 por ciento ya ha adquirido una vivienda en propiedad.

Son datos recogidos en el estudio realizado por el Ministerio de Agricultura y Alimentación para analizar los "Hábitos Alimentarios de los Inmigrantes en España", que concluye que la mayoría de los extranjeros han adoptado las costumbres culinarias españolas, como integrar platos tradicionales españoles y acompañarlos de pan.

Otra muestra de integración que expone es que los inmigrantes cada vez se parecen más a los españoles en la forma de distribuir su presupuesto familiar, excepto en la parte de envío de remesas a sus países, y como ejemplo señala que el 20,4 por ciento lo dedican a alimentación y bebidas.

La encuesta, realizada sobre 616 entrevistas a los grandes colectivos de inmigrantes, refleja que el 69 por ciento responde con un "seguro que sí" o "probablemente que sí" fijarán su residencia definitiva en España.

El colectivo más numeroso son los llegados de países de América Central y del Sur, aunque el estudio destaca el incremento de inmigrantes procedentes de Europa del Este, que superan al africanos y asiáticos.

Por comunidades, Cataluña, Madrid, Valencia y Andalucía concentran el 70 por ciento de la población extranjera.

El informe refleja cómo los extranjeros van a adaptando sus hábitos a los españoles y destaca el aumento del consumo pan "básico en nuestra cultura", sobre todo en los extranjeros procedentes de América Central y del Sur, mientras que los asiáticos son los que con menos frecuencia lo consumen.

Respecto a la visita a establecimientos de hostelería, la mayoría son a bares y cafeterías, el 61 por ciento, seguido de restaurantes tradicionales, el 32, y de comida rápida, el 31, mientras que la asistencia a discotecas y bares de copas son para el 26 por ciento lugares de encuentro.

Los inmigrantes de Europa del Este son los que más gastan en restaurantes (29 euros de promedio cada vez que realizan un gasto) y los magrebíes los que menos gastan (18 euros).