Público
Público

Sudoración y sofocos menopáusicos, vinculados a riesgo cardíaco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las mujeres que padecen sofocos ysudores nocturnos al inicio de la menopausia podrían tenermenos probabilidades de sufrir un ataque al corazón, segúndijeron investigadores estadounidenses.

Sin embargo, las mujeres que desarrollan estos síntomas másadelante en la menopausia podrían tener más riesgos deenfermedades cardíacas, informó el equipo en la revistaMenopause.

"Nuestro estudio proporciona pruebas de que los clásicossíntomas de menopausia precoz, experimentados por la mayoría delas mujeres en la madurez, no son un marcador de un mayorriesgo de ataque cardíaco o ictus en el futuro", indicó en uncomunicado la doctora JoAnn Manson, del Brigham and Women'sHospital, que trabajó en el estudio.

Los hallazgos se conocen tras un nuevo análisis del granensayo clínico llamado Woman's Health Initiative en 2002, quemostró que la terapia de reemplazo hormonal incrementaba elriesgo de cáncer de mama y de ovarios y de ictus en mujeresmayores, y los médicos la prescriben ahora con moderación.

Mason y sus colegas descubrieron que las mujeres consofocos o sudores nocturnos en el inicio de la menopausia notenían más probabilidades de sufrir un ataque al corazón, ictuso morir durante el período de estudio que aquellas que notenían esos síntomas.

Y había alguna sugerencia que indicaba que los sudoresnocturnos y sofocos reducían esos riesgos. Por ejemplo, mujerescon esos síntomas en el inicio de la menopausia tenían un 17por ciento menos riesgo de ictus, y un riesgo un 11 por cientomenor de sufrir una enfermedad cardíaca o morir por cualquierotra causa durante el período de estudio.

Las mujeres que desarrollaban sofocos o sudores nocturnosmás adelante en la menopausia, sin embargo, tenían un 32 porciento más de posibilidades de tener un ataque al corazón y unriesgo un 29 por ciento mayor de morir con respecto a las quetenían esos síntomas antes.

Alrededor de tres de cada cuatro mujeres menopáusicasexperimentan sofocos o sudores nocturnos en las primeras fasesde la menopausia, dijo el equipo.