Público
Público

El Supremo condena a 'Salsa Rosa' a indemnizar a Juan Ramón Lucas

Deberá pagarle 50.000 euros por un reportaje en el que se le vinculaba con una modelo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha condenado a los responsables del desaparecido programa de televisión Salsa Rosa a indemnizar con 50.000 euros al presentador Juan Ramón Lucas por emitir un reportaje sobre su la supuesta relación del periodista con la modelo Sandra Ibarra.

La sentencia del Alto Tribunal condena a la productora del programa, Boomerang TV; a la directora, Sandra Fernández Hernández; a la entidad que obtuvo las imágenes, Aprok Imagen, y a la periodista Ángela María Portero a indemnizar solidariamente a Lucas con 50.000 euros por intromisión ilegítima en sus derechos a la intimidad personal y familiar.

Además de resarcir económicamente al periodista, el Supremo obliga a los condenados a dar publicidad al fallo de la sentencia 'en el mismo espacio televisivo u otro con relevancia semejante y en mismo día y franja horaria'.

El reportaje fue emitido el 21 de mayo de 2005 y contenía imágenes de Lucas e Ibarra paseando por la calle y dentro de un vehículo abrazándose y besándose, además de grabaciones del presentador cuando iba a recoger al colegio a su hija menor.

Los magistrados de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, presididos por Juan Antonio Xiol Ríos, han concluido que en este caso debe prevalecer el derecho a la intimidad del presentador de televisión frente al derecho a la información de los responsables de Salsa Rosa.

La información 'hace referencia a hechos carentes de trascendencia para la sociedad' 

El Alto Tribunal considera que el contenido del reportaje 'hace referencia a hechos carentes de trascendencia para la sociedad' y sostiene que las imágenes captadas y difundidas 'plasman escenas sobre aspectos de la vida del periodista que no consta que hubiera revelado antes o que hubiera autorizado que fueran conocidos por terceros'.

La sentencia subraya además que la pareja buscó 'a propósito' un espacio cerrado -el interior de un coche- 'para ponerse a resguardo de posibles injerencias ajenas', según recoge la sentencia hecha pública hoy.

Los magistrados de la Sala de lo Civil del Alto Tribunal han desestimado los recursos interpuesto por los responsables de Salsa Rosa y han confirmado las sentencias condenatorias dictadas por el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Móstoles y por la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Madrid.