Público
Público

"The Walking Dead", los zombies de Frank Darabont infectan el Mipcom

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El realizador Frank Darabont dirige, produce y escribe la serie de televisión "The Walking Dead", adaptación del cómic de Robert Kirkman que, protagonizada por Andrew Lincoln y Sarah Wayne Callies en medio de una apocalíptica epidemia de zombies, tuvo su estreno mundial hoy en el Mipcom de Cannes.

¿Qué más puede ofrecer un zombie a estas alturas de la vida? Lo mismo cabía preguntarse sobre las adaptaciones de Stephen King al cine y Frank Darabont realizó una sorprendente obra maestra llamada "Cadena perpetua".

"The Walking Dead", aunque sólo sea por eso, merece un voto de confianza que los espectadores españoles y latinoamericanos podrán emitir el próximo 5 de noviembre tras su pase en FOX, en un estreno sólo cinco días después del estadounidense y simultáneo en 120 países y en 33 idiomas.

"La naturaleza de la serie cambia constantemente, de un capítulo a otro, por lo que hablar de géneros es limitar mucho lo que realmente ofrece", explica a Efe su protagonista, Andrew Lincoln, conocido por "Love Actually".

En "The Walking Dead" es Rick Grimes, el sheriff de un pequeño pueblo de Georgia en un futuro en el que un cataclismo ha convertido a la gran mayoría de la población en zombi.

"Es una historia de hombres que se convierten en monstruos, a veces literal, a veces figuradamente. Necesitan desesperadamente sobrevivir: sea a los zombies, a un matrimonio o a sí mismos", asegura Sarah Wayne Callies, esposa del protagonista y a quienes los espectadores recordarán por otra serie de personajes al límite: "Prision Break".

"Me gusta de las situaciones extremas que nadie toma decisiones, sólo actúa. Esta serie habla de hasta dónde podemos llegar y, en realidad, somos capaces hacer casi lo que sea", asegura la actriz, a la que acompañan Shane Walsh, Laurie Hoolden, Emma Bell, Jeffrey De Munn, Chandler Riggs y Norman Reedus.

"The Walking Dead", en su ambición de convertirse en uno de los títulos de la temporada, intentará aunar los gustos de los fans del cómic en el que se basa, a los televidentes y a los espectadores del mejor cine de Hollywood, apoyada en la productora Gale Anne Hurd, en cuyos créditos figuran "Terminator", "Alien" o "Armageddon".

Robert Kirkman, que además de ser al autor del cómic también ha colaborado en el guión, reconoce a Efe que "era el guionista con menos miedo a introducir cambios respecto al material original".

"No quería hacer lo mismo dos veces", añade. Y resume la serie como "un retrato de la naturaleza humana".

Darabont descubrió el cómic de Kirkman hace cinco años en una tienda de Burbank, en Los Ángeles, y no cejó en su empeño de convertirla en imágenes con el sello personal que le ha hecho optar a tres Óscar.

"Más que una serie de televisión basada en un cómic, 'The Walking Dead' tiene apariencia de cine, de esas películas de los años setenta que, como 'French Connection' te hacían sudar a través de la pantalla", explica Lincoln.

Como en ese cine, la acción está preñada de reflexión. "Hay un contenido social muy implícito pero inmediato. Los protagonistas no han ido a la universidad, no se consideran intelectuales. No son abogados, ni banqueros, ni médicos. Son tres personas de un entorno pequeño y rural proletario en Georgia", añade Wayne Callies.

En concreto, su personaje, Lori Grimes, es "una mujer que no esperaba hacer nada destacable en su vida. Nació en un pueblo pequeño, creció en un pueblo pequeño, se casó con el chico que conoció en el instituto y tuvo a un hijo al que crió en ese mismo pueblo pequeño. Irónicamente, el fin del mundo será lo que salve su matrimonio", asegura.

Mientras que su marido, es "como un Gary Cooper en 'Sólo ante el peligro'. Se mueve por motivos muy nobles, pero en un momento dado tiene que actuar de otra manera. No es el tipo más comunicativo en su vida personal, pero es una persona de una complejidad fascinante", según Lincoln.

"The Walking Dead" se verá por primera vez el 31 de octubre en Estados Unidos a través del canal AMC. "Nosotros no nos aburrimos ni un momento rodando la película", asegura su actriz protagonista, "así que espero que el espectador tenga esa misma sensación", concluye.

Mateo Sancho Cardiel