Público
Público

La última película de Garci aumentó súbitamente su taquilla, justo para recibir la ayuda por espectadores

Un mes y medio después de su estreno, 'Holmes & Watson: Madrid Days' experimentó una subida del 5.302,7%. El 'milagro' se parece a algunos casos fraudulentos de autocompra de entradas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La película más reciente de José Luis Garci, Holmes & Watson: Madrid Days, es protagonista de una de las noticias más sorprendentes del cine español en los últimos meses. Un mes y medio después de su estreno, los beneficios por taquilla del filme han experimentado en solo una semana, según datos de Box Office Mojo (página que recoge las cifras de taquilla de varios países), un incremento ni más ni menos que del 5.302,7%.

La meteórica subida del filme o bien es casi un  milagro en la situación actual del cine español o, desgraciadamente, se parece a algunos casos fraudulentos de autocompra de entradas para alcanzar el número necesario de espectadores con el que se accede a las ayudas del Instituto de la Cinematografía (ICAA). Este diario intentó recoger la explicación de la productora Nickel Odeon (propiedad de Garci), pero fue imposible contactar con ella.

Los sucesos alrededor de este incremento no son nada transparentes. La repentina ascensión de la película de Garci apareció también reflejada en los datos que ofrece Rentrak, la empresa que se encarga de la información oficial de la taquilla. Sin embargo, ésta modificó rápidamente sus listados el pasado miércoles. En los nuevos datos corregidos, el filme ni siquiera figura y esas entradas vendidas se convierten en fantasmas. La subida sin precedentes de esta producción de NickelOdeon podría deberse, desde luego, a un súbito interés de los espectadores por ella.

Sin embargo, hay otra posible explicación que es, además, la que ha circulado con rapidez por el circuito cinematográfico español. No sería la primera vez que en nuestro país una empresa productora autocomprara paquetes de entradas de una de sus películas con la intención de conseguir el número de espectadores necesarios para hacerse merecedora de las ayudas suplementarias del Instituto de la Cinematografía (ICAA) del Ministerio de Cultura.

Con 185.000 euros aproximadamente de recaudación acumulada hasta el 14 de octubre, la nueva película de José Luis Garci ha ascendido ahora a 194.616 euros. El filme, una idea original del fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, amigo del director, se estrenó el pasado 7 de septiembre. Hace dos semanas, Holmes & Watson ocupaba el puesto número 50 en la lista de la taquilla española. Sin embargo, en solo siete días avanzó ni más ni menos hasta el puesto 18. Además, la película, que se exhibía ya solo en tres salas, pasó a proyectarse en 17, casi un 600% más de pantallas. Según estos datos, hoy la película habría vendido 29.666 entradas, de las que 7.415 corresponderían a solos tres días, del 19 al 21 de este mes.

Las ayudas oficiales a la amortización se conceden dependiendo del resultado en taquilla de una película. Una producción que alcanza los 35.000 espectadores se hace merecedora de una ayuda suplementaria del Instituto de Cine (ICAA). 

Estas ayudas a la amortización de películas ascienden a un 15% (hasta un máximo de un millón de euros) de la recaudación bruta, en carácter general, mientras que se pueden obtener ayudas complementarias: de 601.012 euros si la película alcanza los 330.557 euros de ingresos, y hasta 700.000 euros si supera los 390.658 euros, todo ello dentro de los primeros 12 meses de exhibición en salas y sin acumular entre ambas ayudas más de 1,5 millones de euros.

La distribuidora que estrenó la película a principios del pasado mes, Alta Films, canceló su contrato con la empresa productora de José Luis Garci, Nickel Odeon, a petición de ésta. Ambos llegaron a un acuerdo amistoso cuando la productora les dijo que quería trabajar con una nueva distribuidora. La elegida en cuestión es World Line Cinema, que hasta el momento nunca ha destacado por levantar una película en la taquilla. Y, justamente, coincidiendo con este cambio se ha producido el ascenso meteórico de Holmes & Watson: Madrid Days.

No es ésta la primera vez que el nombre de José Luis Garci aparece asociado a un supuesto escándalo en el cine español. En 1999, José Luis Garci se dio de baja en la Academia del Cine después de que aparecieran noticias acerca de la supuesta compra de votos para los premios Goya. Según aquellas informaciones, el director pagaba las cuotas de los socios que las debían a la Academia a cambio del voto para su película.

Hace cuatro años, Garci estuvo de nuevo en boca de todos. Su anterior película, Sangre de mayo, se rodó con un presupuesto de 15 millones de euros y se convirtió en la producción con la mayor subvención de la historia del cine español, una ayuda aportada por la Comunidad Autónoma de Madrid con Esperanza Aguirre al frente. El filme es el décimo más caro del cine español, tras títulos como Ágora, Planet 51, Lo Imposible, Alatriste, Los otros y Manolete, entre otras.

Ahora, otras figuras destacadas del Partido Popular aparecen alrededor de Holmes & Watson: Madrid Days, donde el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón hace un pequeño papel, da vida a su tío abuelo, el músico Isaac Albéniz. Además, el diplomático Inocencio Arias encarna al ministro de Fomento de la época.