Público
Público

Valladolid de nuevo en el libro Guinness con 15.000 personas abanicándose

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ciudad de Valladolid ha entrado una vez más en el libro Guinness de los récords al reunir ayer a 15.000 personas abanicándose simultáneamente durante dos minutos.

En la céntrica calle la Acera de Recoletos, los miles de personas contabilizadas por jueces del Guinness World Records han alzado sus manos con abanicos amarillos y se han abanicado a la vez acompañados de música.

La juez de Guiness World Records, Anna Orford, ha explicado a los medios de comunicación que su cometido es contabilizar las personas a través de las inscripciones y controlar que se cumpla con las reglas.

A pesar de que había miles de personas en la Acera de Recoletos, la organización ha podido contabilizar 15.000 que serán solo las que figuren en el libro Guinness de los récords.

La juez ha indicado que el mayor número de personas abanicándose al mismo tiempo era un récord nuevo pero la organización de Guinness pide a los participantes que superen las 250 personas, por lo que se ha cumplido "con creces".

"Valladolid cada año bate récords con talento", ha asegurado Orford, que ha expresado que la ciudad vallisoletana tiene cuatro logros en el libro de los récords que aún no han sido superados por otras ciudades.

En 2010, la Coordinadora de peñas de Valladolid, organizadora de la actividad, logró reunir a 35.000 personas ondeando la bandera española al mismo tiempo y en 2008 reunió a la cadena más larga de personas, con 12.381, comiendo chupa chups al mismo tiempo.

En 2007 el récord conseguido por los vallisoletanos fue reunir a 2.671 personas con pistolas de agua.

El presidente de la Coordinadora de Peñas de Valladolid, Juan Antonio Bermejo, ha explicado en declaraciones a Efe que la actividad tiene un fin benéfico, ya que los patrocinadores aportarán dinero o especie a la ONG "Amanece en África".

El dinero recaudado servirá para construir escuelas de empleo en Costa de Marfil para que los jóvenes puedan formarse y conseguir un "buen empleo", ha asegurado Bermejo.

El peñista ha indicado que se han superado las expectativas y que una hora antes de empezar la actividad las inscripciones para participar se habían agotado.

La organización busca poner el listón "muy alto" para que no "sea fácil superarlo" y que los congregados pasen un "buen rato", ha añadido.

Durante el acto se ha entregado los premios a los peñistas honoríficos que en su sexta edición han recaído en el torero Manolo Sánchez y en el equipo de baloncesto en silla de ruedas Fundación Grupo Norte.