Público
Público

Vaticinios que no se cumplen

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando el Gobierno anunció en septiembre del año pasado la subida del IVA para este verano, fueron muchos los que se echaron las manos a la cabeza. Un mes y medio después de la subida de este impuesto, parece que el que más se ha acercado ha sido el Gobierno, que apostaba por un impacto limitado en el IPC tras la subida del IVA.

Las mayores críticas y los peores augurios a la subida de este impuesto fueron las del responsable de economía del PP, Cristóbal Montoro, que arremetió contra el Gobierno criticando que 'la subida del IVA creará un círculo vicioso que generará más paro'. Sin embargo, y aunque habrá que esperar al próximo trimestre para conocer la evolución real del paro, la cifra de desempleo correspondiente a julio ha caído con respecto a la del mes anterior.

También desde el PP se inició una 'campaña de rebelión' contra la subida del IVA impulsada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Un proyecto que no llegó a nada al no conseguir las 500.000 firmas necesarias. Aguirre defendía que 'nos vamos a dar cuenta de esta subida desde la primera hora del día 1 de julio, en cuanto vayamos a un supermercado, al cine o a un bar. El consumo se va a ver muy afectado por la subida del IVA'. Los indicadores de consumo, sin embargo, no han reflejado una caída del gasto durante julio.

CiU alertó de que la subida del IVA en julio afectaría al sector turístico. Y, aunque este ha sido el más afectado por el impuesto, no parece haber ahuyentado a los turistas.

Citibank tampoco acertó cuando, en un informe, auguró que añadir dos puntos al IVA general podía elevar los precios y deprimir el consumo real.

El instituto Flores de Lemus calculó que la subida elevaría siete décimas la inflación en 2010. Por ahora, sólo ha subido en cuatro décimas, pero habrá que esperar para conocer si en estos meses hay un impacto mayor.