Público
Público

Zapatero agradece a Sarkozy y Bush la presencia en Washington

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, agradeció el sábado al presidente francés, Nicolas Sarkozy, y al de Estados Unidos, George W. Bush, la presencia de España en la cumbre del G-20 sobre la crisis financiera internacional que tendrá lugar el 15 de noviembre en Washington.

"Quiero expresar mi agradecimiento al presidente francés, Nicolas Sarkozy, y al presidente estadounidense George Bush, anfitrión del encuentro, que han sabido reconocer la realidad de España, y lo que es más importante, se han sabido comportar como amigos de España", manifestó en una comparecencia ante la prensa en el Palacio de La Moncloa.

La presencia de España se debe a que Francia, que ocupa este semestre la presidencia rotatoria de la UE, ha cedido uno de sus dos asientos.

El presidente del Gobierno, que hizo extensivo el agradecimiento a todos los países que han expresado "su comprensión y apoyo" para que España estuviera presente, indicó que antes de viajar a la capital estadounidense celebrará una ronda de contactos con interlocutores económicos y sociales, así como con el líder de la oposición, Mariano Rajoy.

España no forma parte del G-20, que reúne a los integrantes del G-8, las 11 principales economías emergentes y la Unión Europea, pero el Gobierno lleva semanas mediando con distintos países y en diferentes foros para lograr su inclusión en el encuentro, al considerar que como octava potencia industrial del mundo tiene derecho propio.

"El objetivo no era fácil de conseguir, es un formato al que no pertenecemos, pero es un objetivo para el que merecía la pena empeñarse", agregó Zapatero, que lo basó en dos razones.

La primera es porque "es una ocasión crucial para el futuro del financiero e internacional y, por tanto, del bienestar de los españoles", en la que se va a participar en el análisis de lo que ha ocurrido y las propuestas sobre lo que hay que hacer en el futuro para que sea "más previsible, controlado, ordenado y justo".

La segunda, "y más importante", porque "en este periodo decisivo que se abre para todos es fundamental que se reconozca el peso económico y político de nuestro país, que se valore el esfuerzo de modernización que hemos protagonizado, la capacidad de interlocución privilegiada que tenemos con tantos países en tantas regiones".

POSICIÓN DE EXIGENCIA MÁXIMA

Respecto a la posición que defenderá España en la cumbre, indicó que estará en consonancia con la manifestada ayer por los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la reunión extraordinaria celebrada en Bruselas.

"Aportaremos nuestra experiencia de supervisión en los sistemas financieros, reconocida internacionalmente como de las mejores, y que se traten de subrayar aspectos como la lucha contra cambio climático, la lucha contra pobreza y los Objetivos del Milenio de la ONU, el impulso a la Ronda de Doha", destacó.

Zapatero dijo que "España se mostrará dentro de las posiciones de exigencia máxima, de transparencia y supervisión (...) Los ciudadanos, los inversores, los mercados, deben tener la máxima confianza".

En los próximos días se reunirá con interlocutores sociales, empresarios y sindicatos, entidades financieras, y con Mariano Rajoy, con el que habló antes de la comparecencia ante la prensa, "para intercambiar opiniones y recibir sugerencias (...) sobre los criterios que debe adoptar España en la cumbre".

De cara al futuro, Zapatero indicó que "ahora nos compete la responsabilidad de consolidar este primer reconocimiento (como actor global relevante) en la comunidad internacional".