Público
Público

¿De verdad somos 7.000 millones?

El análisis de la ONU tiene un margen de error de entre un 1-2%, lo que implica que la población podría ser 56 millones mayor o menor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Según el informe Estado de la población mundial de la ONU hoy la Tierra está poblada por 7.000 millones de personas. Sin embargo, la cifra podría no ser exacta, haberse alcanzado antes o aún no haberse alcanzado.

Las dudas llegan del propio director de la división de población de Naciones Unidas, Gerhard Heilig, que califica de 'sinsentido' el hecho de que alguien pueda decir con total seguridad dónde ha nacido el bebé 7.000 millones.

De hecho -explica- la ONU reconoce que existe un margen de error en el cálculo de esa cifra de entre un 1% y un 2%, lo que podría provocar que la población sea 56 millones superior o inferior.

En declaraciones a la BBC, Heilig explicó además que 'hay un arco de incertidumbre de al menos seis meses antes o después del 31 de octubre para que la población mundial llegue a los 7.000 millones'.

'A causa de unas estadísticas demográficas realmente pésimas en un número significativo de países en vías de desarrollo, esa incertidumbre podría ser aún mayor', añade.

En su página web, la división de población de la ONU va más allá y advierte de que nadie puede determinar con seguridad la tan esperada fecha, sin un margen de error de al menos 12 meses porque incluso 'los mejores censos tienen errores inevitables'.  

La cadena británica pone el ejemplo de la revisión del censo de Gran Bretaña en 2001, cuando para las autoridades era de 60 millones y la ONU lo rebajó al 59%. 'Las cifras fueron corregidas en más de un 1% en 2001 en un país muy desarrollado como el nuestro', dice el profesor de la London School of Economicas, Mike Murphy.

El departamento del censo de población de EEUU afirmó recientemente que la fecha en la que la población mundial llegaría a los 7.000 millones estaba más próxima a los meses de marzo y abril de 2012, mientras que en Viena, el Instituto Demográfico cree que hay un 95% de posibilidades de que se produzca entre enero y julio del próximo año.