Público
Público

"Yo como alimentos transgénicos sin problemas"

Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. La ex militante de Izquierda Unida viaja el martes a la cumbre del clima de Cancún para defender un recorte efectivo de las emisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rosa Aguilar apenas lleva un mes en su despacho del antiguo Ministerio de Agricultura, todavía iluminado por una araña con 20 bombillas incandescentes, de las de alto consumo eléctrico. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero la llamó la noche del 19 de octubre para decirle que contaba con ella para sustituir a Elena Espinosa, la ministra más desconocida y vilipendiada por agricultores y ecologistas, al frente del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Aguilar (Córdoba, 1957) aceptó y dejó su puesto como consejera de Obras Públicas y Vivienda en la Junta de Andalucía, donde había llegado de la mano del PSOE tras romper el carné de militante de Izquierda Unida. En IU, defendió un programa radicalmente antinuclear, como la ex ministra ecologista Cristina Narbona, y antitransgénicos. Ahora su programa es el del PSOE. El martes, la ex alcaldesa de Córdoba volará hacia Cancún para afrontar su primer gran examen: la cumbre del clima de la ONU.

'Un ecologista tiene razones para votar al PSOE, y le vamos a dar más'

¿Va a ser más Narbona o más Espinosa?

Se trata de ser Rosa. Sé a lo que se refiere, pero este ministerio es un todo y tiene una seña de identidad común que se llama sostenibilidad. Por eso dije que vamos a pintar de verde el ministerio.

Narbona dijo que había aprobado 10 leyes como 10 soles. ¿Qué legado deja Espinosa?

Creo que tanto Cristina como Elena han sido dos mujeres que han trabajado mucho y bien, cada una en su momento y con sus competencias. Yo valoro muy positivamente su trabajo y estoy contenta con el legado recibido por las dos.

La organización agraria Asaja dijo que Espinosa era la peor ministra de agricultura de la democracia y las ONG ecologistas dijeron que Medio Ambiente desapareció sin Narbona.

Yo respeto la opinión de las organizaciones y no tengo nada que decir al respecto, pero Elena puso todo su esfuerzo al servicio del ministerio.

'España sigue teniendo como objetivo cumplir el protocolo de Kioto'

¿Qué se puede esperar de usted de aquí a 2012?

Cerrar una buena Política Agrícola Común, más sostenible, una política pesquera común que preserve el medio marino, un pacto del agua para terminar con la confrontación entre territorios y lucha contra el cambio climático.

¿España ha asumido que no va a cumplir el protocolo de Kioto?

No, seguimos teniendo como objetivo Kioto. Y ahora que llega la cumbre de Cancún nos traemos Kioto para seguir avanzando en la lucha contra el cambio climático.

¿Apoya la reducción unilateral de un 30% de las emisiones de la UE?

Tener porcentajes como referencia es bueno, pero en Cancún lo más importante, no nos engañemos, es conseguir enmarcar en Naciones Unidas esas políticas para que se hagan realidad. Si no, nos podemos encontrar con una situación no deseable.

'No he cambiado lo que pienso sobre la nuclear por llegar al Ministerio'

Que nadie se sienta obligado a cumplir.

Claro.

Reino Unido apoya el 30% unilateral. También los ministros de Medio Ambiente de Francia, Alemania y Bélgica. ¿Por qué España no?

No es que no nos apuntemos. No tengo problema en decir que yo estoy de acuerdo con el 30%, en Naciones Unidas, con Kioto y con un compromiso de todos.

De EEUU y China.

De todos los gobiernos.

'Lo importante no es si Zapatero va a Cancún, sino lo que se va a decidir'

¿Y si no, España no quiere el 30%?

Sin Naciones Unidas, el apoyo al 30% es un brindis al sol.

A Copenhague fueron 120 presidentes y jefes de Estado. Obama dijo que sería una catástrofe que no hubiera acuerdo. No lo hubo, la situación ha empeorado y a Cancún sólo van 20 líderes mundiales. ¿Por qué desprecian ahora la cumbre de clima?

Creo que no hay ningún desprecio a la cumbre de Cancún. Vamos las personas que tenemos la responsabilidad en el ámbito medioambiental y podemos adquirir compromisos. Sabemos que no es fácil, pero España trabajará en favor de un acuerdo decisivo y vinculante que garantice su cumplimiento.

Zapatero afirmó en Copenhague: 'Hay que llegar a un acuerdo aquí y ahora'. ¿Por qué no va a Cancún?

Lo importante no es quién esté en la cumbre, sino lo que en ella se decida. La ministra representa al presidente.

Parece que los líderes fueron a Copenhague a hacerse la foto sonrientes y salieron escaldados.

Después de Copenhague toca una cumbre diferente.

EEUU ya ha dicho que no habrá acuerdo.

Merece la pena intentarlo.'Renuncio a hacerme la foto, pero tiremos el Algarrobico'

Zapatero aseguró en la ONU en 2009 que el cambio climático era 'mucho más devastador' que la crisis económica. Y usted llega al Ministerio con un recorte presupuestario del 30%. ¿Zapatero se equivocó entonces o ahora?

El recorte global es del 13%. Si no ponemos freno al cambio climático, puede arruinar sectores enteros. Decirlo en términos absolutos, ahora que tenemos la crisis económica encima de la cabeza, le puede sorprender a cualquiera. El presidente hablaba desde una perspectiva global. Estamos viendo en nuestras propias familias lo que significa la crisis. Y el cambio climático puede ser peor. Zapatero hizo una llamada de atención. Si no somos conscientes, puede ser más devastador que cualquier cosa.

¿Rosa Aguilar es un fichaje para recuperar el voto verde para el PSOE ante la amenaza de la plataforma de partidos verdes Equo?

Yo quiero hacerlo bien pensando en la ciudadanía. No pienso en elecciones.

En Francia, un proyecto similar a Equo, Europe Ecologie, se llevó el 16% de los votos en las europeas de 2009, empatando con los socialistas. ¿En España esto es posible?

Yo soy una persona tan respetuosa con los demás que no hablo de ellos. Ni de Equo ni de otros partidos.

¿Un ciudadano ecologista español tiene razones para votar al PSOE?

Tiene razones para hacerlo, y le vamos a dar muchas más.

Usted ha militado durante muchos años en un partido, IU, antinuclear y antitransgénicos. ¿Usted es antinuclear y antitransgénicos?

Para llegar al ministerio de Medio Ambiente no hay que cambiar lo que una piensa. Pero soy consciente de que son dos temas delicados y complejos. Hay que impulsar las energías renovables, y cada cosa tiene su momento. Estos no son temas que se resuelven con grandes frases ni de la noche a la mañana. Tenemos que vivir los procesos de transición con contradicciones, hasta que demos resolución a los temas paso a paso.

Como persona ha sido antinuclear y antitransgénica. ¿Ahora como ministra, no?

La ministra y la persona es la misma, no tengo doble personalidad. Tengo principios y valores. Otra cosa es que cuando tienes una responsabilidad, tienes que ir dando respuestas a lo largo del tiempo, y saber vivir con contradicciones en procesos de transición, como ahora.

¿Come transgénicos?

Como transgénicos. Me gusta mucho el maíz y es casi inevitable.

¿Come con dudas sobre su seguridad?

Sin problemas. Pero no importa si la ministra come o deja de comer transgénicos.

¿Qué opina del nuevo 'ecologismo sensato' de Aznar y de su think tank' Global Adaptation Institute?

Con las declaraciones que nos ha ido sirviendo en la mesa Aznar desde que dejó de ser presidente del gobierno, me parece que su sensatez, su actitud para con su país, no es la correcta. Aznar tuvo una bonita oportunidad para implementar políticas medioambientales valientes cuando era presidente. Si ha llegado ahora a entender que la lucha contra el cambio climático es fundamental, pues bienvenido.

Detrás de su think tank' está el dinero del petróleo.

Detrás de lo que está planteando no hay una apuesta por un futuro más verde, sino un teatro. Aznar siempre nos da gato por liebre. Estos son los mayores peligros para el medio ambiente: los que hablan de medio ambiente escondiendo lo que tienen detrás. Eso es lo que viene haciendo el PP. Habla de las cosas que suenan bien a la ciudadanía, pero lo que esconde detrás, que lo tiene bien tapado para que la gente no pegue la espantada electoral, es lo que tiene carga de profundidad.

Narbona dijo que tenía todo preparado para hacerse la foto con el Hotel Algarrobico demolido. ¿Vamos a ver la foto con Rosa Aguilar?

Espero que sí, pero no por salir en la foto, sino por justicia con el Parque Natural de Cabo de Gata. Renuncio a esa foto, pero tiremos el Algarrobico.