Público
Público

BP intenta frenar la fuga de crudo por cuarta vez

 Las acciones de la compañía caen un 13,10%, el mayor descenso desde 1992

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La petrolera BP se embarcó ayer en un nuevo intento para contener la fuga de petróleo en el Golfo de México, según la principal consejera de Medio Ambiente de la Casa Blanca, Carol Browner. El de ayer es ya el cuarto intento de BP de detener el vertido, que se ha convertido en el mayor desastre medioambiental de la historia de EEUU. Según declaró a la cadena CBS el director de Gestión de BP, Robert Dudley, el nuevo plan consiste en que varios robots submarinos cortarán la tubería ahora insertada sobre el sistema de prevención de explosiones (BOP), que debió de haberse sellado el 20 de abril, cuando se produjo la explosión que dio inicio al derrame.

A continuación, BP colocará sobre el BOP una campana de contención, a través de la que canalizará el petróleo y gas a la superficie. Se espera que la operación dure entre cuatro días y una semana.

La nueva iniciativa coincide con la fuerte caída en bolsa del gigante petrolífero, cuyas acciones bajaron un 13,10%, el mayor descenso desde la dimisión por sorpresa de su presidente, en junio de 1992. Puesto que el lunes fue fiesta en EEUU y Reino Unido, la de ayer era la primera jornada de cotización tras el fracaso, el 29 de mayo, del intento de BP de parar el vertido con la operación top kill, consistente en inyectar fluidos pesados al agujero, y después sellarlo con cemento. Los expertos ya temían que el sistema no funcionaría. Aún así, la propia BP contribuyó a la confusión al anunciar que la operación había funcionado, lo que tuvo que desmentir a posteriori.

El presidente de EEUU, Barack Obama, prometió a su vez que denunciará ante los tribunales a los responsables del vertido 'si se ha violado la legislación'. Lo dijo tras entrevistarse por primera vez con los copresidentes de la comisión independiente designada para investigar el desastre, el ex senador Bob Graham y el antiguo responsable de la Agencia de Protección Medioambiental William Reilly.