Público
Público

China, India y Brasil exigen una voz en el Consejo Ártico

Las grandes potencias emergentes quieren una cuota de poder

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las grandes potencias emergentes quieren una cuota de poder en el Consejo Ártico, el foro intergubernamental en el que se sientan los países con territorios alrededor del polo Norte. China, India y Brasil están lejos del Ártico, pero exigen una voz con el ojo puesto en los ricos recursos energéticos y minerales de la región, como los depósitos de petróleo y gas que serán accesibles con el deshielo provocado por el calentamiento global.

Las intenciones de los países emergentes han dividido el Consejo Ártico. Rusia y Canadá se oponen radicalmente a la entrada de estos socios como observadores permanentes. Los otros miembros, EEUU y los países nórdicos, son menos beligerantes ante la llamada a la puerta de China, India y Brasil.

Más de cien expertos de 15 países se reunirán desde mañana hasta el miércoles en Toronto para tratar este cisma en el Consejo Ártico. Uno de ellos será el diplomático Marcos Gómez, embajador de España en Misión Especial para Espacios Polares y Asuntos Oceánicos. España es actualmente observador en el Consejo. Además de China, India y Brasil, otros países como Japón y Corea del Sur, además de la UE, han pedido adquirir el estatus de observador en la organización.