Público
Público

Los científicos descubren que el deshielo en la antártida es más rápido

Nuevas pruebas del impacto del calentamiento global en los glaciares antárticos y en las plataformas de hielo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El deshielo en algunas partes de la Antártida se encuentra en su mayor nivel en 1.000 años, dijeron el lunes investigadores australianos y británicos, añadiendo que hay nuevas pruebas del impacto del calentamiento global en los glaciares antárticos y en las plataformas de hielo.

Investigadores de la Universidad Nacional Australiana y del British Antarctic Survey descubrieron que los datos obtenidos de un núcleo de hielo también demuestran que el derretimiento del hielo de verano ha sido 10 veces más intenso durante los últimos 50 años comparado con hace 600 años. 'Es una prueba de que el clima y el medioambiente están cambiando en esta parte de la Antártida', dijo la principal investigadora Nerilie Abram.

Abram y su equipo perforaron 364 metros de un núcleo de hielo en la isla James Ross, cerca de la punta norte de la Península Antártica, para medir las temperaturas históricas y compararlas con los niveles de deshielo de verano en la zona. Descubrieron que, aunque las temperaturas han aumentado gradualmente 1,6 grados Celsius durante 600 años, la tasa de deshielo ha sido más intensa en los últimos 50 años. Esto demuestra que el deshielo puede aumentar de forma dramática en términos climáticos, una vez que las temperaturas lleguen a un punto de inflexión.

'Una vez que el clima está a un nivel tal que empieza a registrar temperaturas superiores a los cero grados, la cantidad de deshielo que tendrá lugar es muy sensible a cualquier incremento en las temperaturas que se podrían dar', dijo Abram.

Robert Mulvaney, del British Antarctic Survey, dijo que es probable que el deshielo más intenso sea responsable de una pérdida más rápida de los glaciares y algunos de los dramáticos colapsos que han sucedido en la Antártida en los pasados 50 años. Su investigación se publicó en la revista Nature Geoscience.