Publicado: 05.08.2015 20:22 |Actualizado: 06.08.2015 08:00

Curiosity, tres años en Marte

La vida útil especificada de Curiosity era un año, pero a día de hoy se plantea una extensión de dos años adicionales. Gracias a este robot se ha descubierto que, no solamente existía nitrógeno en la atmósfera del planeta, sino nitratos en la superficie.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
El robot Curiosity ./ EUROPA PRESS/UGR

El robot Curiosity ./ EUROPA PRESS/UGR

MADRID.- El robot Curiosity, el vehículo móvil más pesado enviado por el hombre a otro planeta, cumplirá tres años en Marte este jueves, según ha informado Airbus Defence & Space Spain, compañía que participa en el proyecto.

La labor de este robot consiste en la obtención de moléculas y datos en el planeta rojo, donde se ha descubierto que, no solamente existía nitrógeno en su atmósfera, sino nitratos en la superficie. Esto corrobora la idea inicial de que Marte pudo haber albergado vida en algún momento de sus historia antes de volverse seco y estéril.



España participa de forma activa en la iniciativa, como es el caso de Airbus, que ha fabricado la antena de Alta Ganancia (HGA), sistema apuntable que permite adaptar la inclinación y la posición de forma que la información y los datos almacenados por el robot puedan llegar a la Tierra de forma directa a través de la Red de Espacio Profundo (Deep Space Network) una de cuyas antenas de 70 metros se encuentra en la localidad madrileña de Robledo de Chavela.

Asimismo, ha participado CRISA, que ha diseñado y fabricado la estación meteorológica REMS, uno de los diez instrumentos que alberga el Curiosity. Este instrumento incluye sensores ambientales, dedicados a medir la temperatura del aire, del terreno, la fuerza y dirección de viento, entre otros.

Además, el robot ha sido gestionado por el centro Jet Propulsion Laboratory (JPL) para la NASA y ha contado además con la participación de SENER como responsable del mecanismo de apuntamiento.

La vida útil especificada de Curiosity era un año, pero a día de hoy se plantea una extensión de dos años adicionales, de modo que sigue la estela de la misión Opportunity, que continúa enviando datos diez años después de su puesta en servicio.