Público
Público

EEUU anuncia otra moratoria en el golfo

Un tribunal federal permite perforaciones petrolíferas en la zona del vertido, pero la Casa Blanca anuncia un nuevo veto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un tribunal federal intentó frenar este viernes las esperanzas del Gobierno de Barack Obama de mantener la moratoria de seis meses en las perforaciones petrolíferas en aguas profundas del golfo de México que impuso el pasado mayo, a raíz del vertido de la plataforma de la petrolera BP. Un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones de EEUU en Nueva Orleans rechazó el caso tras escuchar en audiencia a las empresas que se oponen a la moratoria. Un juez federal ya la había levantado el pasado 22 de junio al considerarla una decisión arbitraria y ruinosa para la industria. Pero la resolución sólo era válida hasta que hubiera una sentencia definitiva sobre la apelación.

Esta fue cursada por compañías que ofrecen servicios a las petroleras que operan en alta mar, entre ellas los transbordadores que transportan a los empleados de las plataformas. Las empresas pidieron el bloqueo de la moratoria, que fue confirmado este viernes.

El Departamento de Interior de EEUU declaró en su día que el cese de operaciones era necesario por las incertidumbres que rodeaban las causas de la avería que provocó el vertido, así como las carencias en los equipos de respuesta y la necesidad de fijar nuevas y estrictas leyes en el campo de la perforación.

Sin embargo, la Casa Blanca ha anunciado que va a mantener su decisión. Este viernes por la mañana, un alto cargo de la Administración estadounidense afirmó que el Departamento de Interior lanzaría una nueva moratoria si perdía el caso. La nueva regulación podría llegar este sábado, informa The New York Times. En la audiencia que antecedió a la suspensión de la moratoria, los abogados de la industria utilizaron argumentos humanitarios. 'Están despidiendo a gente', declaró el abogado de Hornbeck Offshore Services, una empresa de Luisiana que ofrece servicios a las plataformas petrolíferas de la zona. 'Las torres de perforación están abandonando el golfo y trasladándose a aguas extranjeras', añadió.

Los abogados del Gobierno, por su parte, respondieron que la suspensión de las perforaciones estaba justificada. El letrado del Ministerio de Justicia Michael T. Gray explicó que el Congreso dio al Ministerio del Interior la autoridad para ejecutar ese tipo de acciones para proteger el medio ambiente y la seguridad de los trabajadores.

La moratoria detuvo 33 proyectos de perforación exploratoria y suspendió la emisión de nuevos permisos, pero no afectó a más de 3.000 plataformas que se encontraban en procesos de producción, señala el diario estadounidense.

Mientras los tribunales echaban abajo las intenciones del Gobierno, en el golfo de México continuaban las labores de recogida de petróleo, con un pronóstico muy optimista. El almirante de la Guardia Costera estadounidense Thad Allen, que supervisa las acciones de BP para hacer frente al desastre, declaró este viernes que un cambio en la campana del sistema de recolección, junto con un tercer barco destinado a recuperar el vertido, podría lograr que se pusiera en marcha el sistema de contención definitiva el próximo lunes.

Allen pidió a BP cambiar la campana, por considerar que con este sistema se permite la recolección de 80.000 barriles de petróleo diarios, frente a los 28.000 que recupera en la actualidad. Está previsto que el nuevo barco, Helix Producer, empiece su trabajo el domingo y funcione a pleno rendimiento el martes. El cambio de campana se llevará a cabo el lunes.