Público
Público

«España está algo por detrás en tecnología de diagnóstico por imagen»

Este especialista analiza la importancia creciente de la imagen médica en la práctica clínica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pasado mes de febrero, el hospital Clínico de Madrid acogió el primer Curso de Técnicas de Imagen Médica Avanzadas, dirigido por el doctor Antonio Luna Alcalá, cuyo objetivo era actualizar y dar una perspectiva de los últimos desarrollos en esta especialidad y su utilización clínica inmediata. Dicho curso contó con la presencia de numerosos especialistas nacionales e internacionales que, desde sus diferentes áreas de trabajo y experiencia, profundizaron sobre el manejo y la utilidad de las nuevas tecnologías en la práctica clínica. Tras su celebración, el doctor Luna Alcalá explicó a Público cuáles han sido los principales avances en el campo del diagnóstico por imagen y qué retos tiene esta especialidad de cara al futuro.

Una vez concluido el primer curso de Actualización en Técnicas de Imagen Médica Avanzadas, ¿cuál es el balance?

Se han revisado de forma profunda muchas de las aplicaciones clínicas más novedosas de la tecnología en imagen médica de última generación, intentando que los radiólogos asistentes sean capaces de reproducirlas de forma inmediata. De acuerdo a las encuestas de evaluación, este objetivo parece haberse cumplido.

En los últimos años, ¿cuáles han sido los principales avances que se han logrado en el diagnóstico por imagen? De todos ellos, ¿destacaría alguno en particular?

El diagnóstico por imagen ha aumentado paulatinamente su peso en el proceso médico. Ello se debe a la confluencia del avance en tecnología y conocimiento por la constante investigación. Hay muchos hitos recientes en el diagnóstico por imagen, pero de tener que elegir uno sería la aplicación en medicina de la Resonancia Magnética, que, en menos de 30 años, ha conseguido tener aplicaciones en todos los órganos y sistemas, hecho reconocido por el premio Nobel de Medicina concedido a Paul C. Lauterbur y a sir Peter Mansfield en 2003.

En áreas como la neuro-radiología se emplean nuevos equipamientos como la Resonancia Magnética de 3T. ¿Qué es exactamente? ¿Cuál es su función y qué ventajas aporta?

La Resonancia Magnética de 3T (magnetos de 3 teslas) tiene un campo magnético el doble de potente que las mejores disponibles en la práctica clínica hasta ahora (1,5T). Esto hace posible una mejora en muchas de las aplicaciones clínicas habituales, pudiéndose hacer las mismas exploraciones de manera más rápida y con mayor calidad, al tiempo que abre un nuevo abanico de aplicaciones, sobre todo en el campo de las neurociencias. Probablemente, la más impactante es la resonancia magnética funcional, que nos permite visualizar las áreas activas del cerebro ante estímulos concretos y determinar los circuitos neuronales que participan en distintos procesos mentales. En este campo intentaremos ser pioneros con nuestro centro de próxima apertura Imagen Médica Avanzada, que contará con este tipo de tecnología.

Una de las zonas del cuerpo abordadas en el curso ha sido la abdominopélvica. ¿Qué importancia tiene el diagnóstico por imagen a la hora de prevenir o tratar lesiones hepáticas o cánceres ginecológicos, de próstata o de colon?

Las técnicas de imagen nos permiten detectar, caracterizar y estadiar adecuadamente muchas de las lesiones y tumores en los órganos sólidos abdominopélvicos. En este campo, el uso de nuevas herramientas como la detección de áreas hipercelulares con la difusión con Resonancia Magnética (RM), la cuantificación de la angiogénesis con los estudios dinámicos con RM, el análisis metabólico in vivo con la RM espectroscopia y el estudio de la actividad tumoral metabólica con el PET-TAC –combinación de tomografías por emisión de positrones y axial computerizada-, nos abren nuevas puertas, teniendo aún que concretar todas sus posibilidades.

Y en el caso de las afecciones oncológicas, cardiovasculares, torácicas y del aparato locomotor, ¿qué papel juega el diagnóstico por imagen?

En la oncología, tanto el PET-TAC como las técnicas de difusión con Resonancia Magnética de cuerpo completo son de elección para la detección de metástasis en la mayor parte de los tumores. Los estudios cardíacos con Resonancia Magnética y de coronarias con TAC multicorte han revolucionado la imagen cardiaca en los últimos años. El pulmón sigue siendo patrimonio principalmente del TAC, habiendo aumentado con los nuevos equipos de más de 64 cortes las posibilidades de detección de patología hasta niveles submilimétricos. En patología osteoarticular, de nuevo la Resonancia Magnética de 3T abre un importante abanico de posibilidades en el análisis de estructuras no visualizables de forma directa en el momento actual y en la detección precoz de las lesiones del cartílago articular.

En comparación con otros países de nuestro entorno, ¿en qué lugar situaría a España en diagnóstico por imagen? El equipamiento de los centros clínicos y hospitalarios de nuestro país, ¿está a la altura de nuestros vecinos europeos?

En España tenemos unos radiólogos con una gran formación y muy activos en la investigación, como lo demuestra nuestro índice de publicaciones en el Congreso Europeo de Radiología, donde nuestro país siempre se sitúa entre los cinco primeros. Sin embargo, en cuanto a tecnología, en mi opinión estamos algo por detrás de otros países de nuestro entorno en cuanto a la adquisición y uso de la tecnología más puntera, así como en la actualización de nuestro parque tecnológico, a pesar de que contamos con un importante número de equipos de última generación.

Obviamente, la evolución en medicina es constante y, a buen seguro, todavía queda trecho por recorrer en el diagnóstico por imagen. En este sentido, ¿en qué especialidades se debe avanzar? ¿El coste de los equipamientos es un impedimento para su evolución e implantación en los centros clínicos y hospitalarios?

El diagnóstico por imagen tiene como mayor reto a corto y medio plazo la detección de la enfermedad antes de sus manifestaciones clínicas, por ello se intentará detectar los procesos patológicos a nivel molecular. La llamada imagen molecular tendrá un gran impacto en campos como el de la oncología, las neurociencias y el cardiovascular. Desde luego, la rápida evolución tecnológica y el alto coste de los equipos evitan su extensión generalizada, estando habitualmente limitada la alta tecnología a un determinado número de centros. En diagnóstico por imagen pasa como con los equipos informáticos: en el mismo momento que adquieres uno, ya es obsoleto.