Público
Público

España llega a Durban sin guión

El traspaso de poderes y la indefinición del PP maniatan a los negociadores españoles en la cumbre del clima de Suráfrica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En 2009, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero encabezó la delegación española en la cumbre del clima de Copenhague. En 2010, en Cancún, fue la ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, la que tomó las riendas. Pero en la inminente cumbre de Durban (Suráfrica), que comienza el lunes, será un subdirector general del Ministerio, Ismael Aznar, quien liderará el equipo de negociadores españoles.

La arrolladora victoria electoral del PP en vísperas de la cumbre de la ONU ha provocado una situación paradójica: es el Gobierno socialista quien envía a los negociadores, pero tendrán que hablar leyendo el guión del PP, todavía desconocido.

Gobierno y PP consensuarán la posición española la semana que viene

A cinco días del arranque, la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, protagonista en las últimas cumbres, no sabe si volará a Suráfrica. Depende del PP. Aguilar, que ostenta la presidencia del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, no irá. 'Queremos que el Gobierno entrante se sienta cómodo con el nivel de representación enviado a Durban', explicó ayer Ribera.

La decisión se tomará 'a comienzos de la semana que viene', en una reunión entre los coordinadores del traspaso de poderes, Soraya Sáenz de Santamaría, por el PP, y Ramón Jáuregui, por el Gobierno. También 'se acabará de consensuar' la postura española, según Ribera. La cumbre ya habrá empezado.

La victoria del PP ha dejado la posición de España en el aire. El Gobierno socialista acudía a Durban apoyando la postura de la UE. Bruselas exige una hoja de ruta y una fecha límite para tener un único acuerdo de reducciónde emisiones de CO2, jurídicamente vinculante, para todos los países, incluidos los dos grandes emisores, EEUU y China, que ahora están fuera. La meta, adoptada en Cancún, es impedir una subida media de dos grados en la temperatura hacia 2100.

La secretaria de Estado de Cambio Climático todavía no sabe si acudirá

Para ello, el Ejecutivo de Zapatero ha respaldado que la UE suba su objetivo de reducción de emisiones del 20% hasta el 30%, como arma en las negociaciones. El PP, como Polonia e Italia, rechaza este tijeretazo a las emisiones de CO2 con la excusa de la crisis económica. Y, frente a la apuesta por las energías renovables de los socialistas, los conservadores se centran en nucleares y bosques. Sus visiones chocan y dejan a los enviados españoles maniatados. 'Todos entenderán que somos un Gobierno en funciones, si vamos [a Durban]', señala Ribera, anticipando un perfil bajo.

El margen de maniobra del PP en Suráfrica es pequeño, ya que la UE llevará la voz cantante por el grupo de los 27. Sin embargo, explican en el Ministerio, la piña formada por España, Polonia e Italia puede minar la credibilidad de la UE en las negociaciones con EEUU y China.

'La posición de la UE en Durban ya está fijada', zanja la portavoz de Medio Ambiente del PP en el Congreso, María Teresa de Lara, que reconoce no tener 'ni idea' sobre si Mariano Rajoy eliminará el Ministerio de Medio Ambiente.