Público
Público

Esto es la vida en directo

El auge en internet de Tumblr, a medio camino entre el blog y las redes sociales, se suma al crecimiento de las imparables Facebook o Twitter

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los reality shows o programas de telerrealidad presumen de reflejar en tiempo real las cuitas, alegrías y acontecimientos que suceden a personas que admiten ser grabadas 24 horas al día. Pero hay otro tipo de fórmulas para reflejar la vida en directo. Millones de internautas deciden cada día exponer qué hacen, lo que les gusta o aquello que les preocupa a través de las redes sociales. Y estas cada vez son más y cuentan con más adeptos. Los más de 500 millones de usuarios de Facebook, los 150 de Twitter o los 75 de Linkedin no han impedido que proliferen con cierto éxito nuevas propuestas que ofrecen valor añadido. Una de ellas es Tumblr , una página a medio camino entre el blog personal y la red social que ya suma más de siete millones de usuarios.

No todas las redes permiten comunicar la vida de la misma forma. Javier Guembe, editor de estwitter.com, el blog más visitado en español de esta herramienta, destaca que servicios como Tumblr no son competencia de Facebook o Twitter y que los únicos que tienen que sentir cierto temor a perder usuarios son los sistemas más grandes para la creación de blogs como WordPress o Blogger. Mientras que Twitter limita la publicación a 140 caracteres por mensaje y Facebook tampoco es la herramienta idónea para publicar textos extensos, Tumblr ofrece un sistema sencillo para publicar enlaces directos, vídeos o sonido sin buscar un alojamiento externo. 'A ello hay que sumar que aún no tiene publicidad y que ha conseguido integrar aspectos que hasta ahora tenían Twitter o Facebook pero no los blogs, como la posibilidad de seguir lo que publican otros usuarios de Tumblr', explica Guembe.

 Los expertos creen que las redes pueden ayudar profesionalmente

Roberto Carreras, consultor y profesor de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC), define Tumblr como 'una herramienta de microblog más amplia que Twitter'. Pero son muy pocos los que abrazan Tumblr tras dejar Twitter o Facebook, y este servicio se convierte en un añadido que hay que alimentar casi a diario y, en muchos casos, varias veces al día. El estudio La sociedad de la información en España 2009 de la Fundación Telefónica sostiene que el 22,4% del tiempo en internet se dedica a actividades relacionadas con las redes sociales. En 2008 esa cifra sólo era del 7,4%.

El consultor especializado en medios online Carlos Molina reconoce que estar presente en varias redes sociales puede ser 'estresante o muy productivo', dependiendo del uso que se haga de ellas. Mantener las cuatro o más redes sociales que, según Ocio Network, sostiene un 5,6% de los internautas entre 21 y 30 años supone un problema de organización cuando se dispone de tiempo limitado. A ello habría que sumar que más del 80% de los seguidores de Twitter publica mensajes en esta red varias veces al día. 'Todo usuario atraviesa una fase en la que debe decidir si organiza su vida social virtual o si deja que le robe todo su tiempo', destaca Molina.

Proliferan servicios que permiten publicar en más de 50 sitios a la vez

Para los menos familiarizados con las redes sociales, la participación en las mismas podría resumirse como una pérdida de tiempo. Carreras reconoce que 'exige un tiempo de dedicación' pero también considera que son herramientas útiles, por ejemplo, en la carrera profesional, y que este es uno de los aspectos que aún tiene que descubrir la mayoría de los usuarios. 'Todo el mundo conoce las redes sociales, pero no todos saben cómo utilizarlas', añade.

Uno de los casos españoles más conocidos de un usuario que ha sabido beneficiarse de las redes sociales en su trabajo es Bere Casillas, un sastre granadino que ha pasado de tener un reconocimiento reducido a contar con miles de seguidores en Facebook o Twitter. Desde sus páginas ayuda a, por ejemplo, hacer el nudo de la corbata mediante un vídeo en YouTube, algo que le ha servido para convertirse en una referencia del buen uso de las redes sociales como herramienta profesional. 'Está creando un contenido propio que demuestra cómo estar activo en estas páginas y responder a la gente granjea una buena reputación a una pyme', explica Ismail El-Qudsi, director de nuevos medios en la agencia Havas Digital.

Las redes han sido las primeras interesadas en apostar por la integración entre sí una vez que han descubierto que pueden seguir sumando usuarios sin necesidad de restarlos de la competencia. Este es uno de los motivos por los que han permitido que lo que se publica en una de ellas se envíe automáticamente a las demás. Tumblr es uno de los ejemplos más representativos, incorporando funciones que permiten enviar el título y el enlace de lo publicado a sitios como FeedBurner, Twitter y Facebook. 'En el fondo de lo que se trata es de facilitar la difusión del mismo mensaje', añade Guembe.

Los foros se han infravalorado, pero son una buena herramienta

Pero no todas las redes permiten la publicación simultánea y, para dar servicio a las demandas de los usuarios más sociales, han comenzado a proliferar herramientas como Ping, Hootsuite, Kazle o Hellotxt, que permite actualizar más de 50 redes de forma simultánea. 'A algunos les permite controlar mejor su agenda y, a otros, a aparentar que son muy activos. Esto último es muy importante en un entorno que facilita la creación de marca personal, pero también el egocentrismo digital', explica Molina.

El auge de las redes sociales ha eclipsado en popularidad a lo que fueron las primeras páginas de participación en la red: los foros. Pero los usuarios siguen participando en los temáticos, aquellos que han logrado crear una sensación de comunidad. 'Todo el mundo habla de las redes sociales pero no hay que infravalorar los foros', detalla El-Qudsi. 'Es una herramienta muy 1.0 pero en ella participa mucha más gente de lo que parece. Muchas empresas se empeñan en tener una página en Facebook pero, por ejemplo, todas las críticas y consultas sobre temas relacionados con las operadoras se dirimen en los foros, donde la gente también emplea mucho tiempo en explicar sus problemas u ofrecer soluciones'. A los foros habría que sumar las redes sociales temáticas, que no son muy conocidas pero que también logran captar un número de seguidores suficiente. 'Una red social sobre numismática es posible que sólo logre captar a 10.000 usuarios en España y, aún así, considerarse un éxito', añade Carreras.

Las redes sociales aún tienen que vivir una nueva explosión en España, según los expertos, y la estandarización de las tarifas planas de móviles se plantea como el vehículo para lograrlo. Será entonces cuando la pregunta ¿Qué estás haciendo? que precede a todos los mensajes de Twitter cobre un sentido completo y redes sociales como Foursquare, que anima a los usuarios a compartir su localización y a aportar información sobre ella, comiencen a sonar con más fuerza. ¿Y dónde queda la intimidad? Para Enrique Dans, profesor del Instituto de Empresa y uno de los participantes más activos de las redes sociales en España, 'por supuesto, hay que tener cuidado con lo que se comparte en las redes sociales y, sobre todo, con quién se comparte'. Pero Dans no otorga más importancia a la información que se comparte a través de la web que a la que se comparte en la vida real. A tenor de las cifras de usuarios, ya es lo mismo.

500 millones de usuarios

La red social Facebook cuenta con más de 500 millones de usuarios en el mundo. En mayo, España superó los diez millones. Twitter cuenta con más de 150 millones en el mundo. En febrero, alcanzó los 800.000 usuarios españoles.

375% crecimiento

Entre septiembre de 2008 y abril de 2009, los usuarios de Facebook en España aumentaron un 375%.

38 edad media

El 85% de los españoles en Facebook tiene entre 16 y 40 años. Su edad media es de 38 años. La mayoría de los españoles de Twitter tiene entre 21 y 30 años. No obstante, su edad media se estima en 33 años.

34,8% una red social

El 34,8% de los internautas españoles pertenece a una red social. El 22,5% utiliza dos de ellas y un 15,2% tres o más. Sólo un 24% no hace uso de ninguna.