Público
Público

El Hierro, en alerta roja por el peligro de erupción

Las autoridades desalojan un pueblo de 500 vecinos ante la posibilidad de que se produzca una explosión en tierra o cerca de la costa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La isla de El Hierro está conteniendo la respiración, entre asustada y esperanzada, ante la posibilidad de asistir en directo a la primera erupción volcánica que se vive en España en 40 años, tras la explosión del volcán Teneguía, en La Palma, en octubre de 1971. Las autoridades y científicos contemplan la posibilidad, de hecho, de que esa erupción se produzca en tierra o muy cerca de la costa y, por ello, decidieron elevar el nivel de alerta en la zona, de amarilla a roja, y desalojar a los 500 habitantes de la localidad de La Restinga, al sur de la isla, donde se están produciendo los mayores movimientos sísmicos.

El comité de emergencias (Pevolca) decidió a última hora de ayer mantener desplazados a los vecinos de esta localidad mientras se mantuvieran los indicadores de que el proceso eruptivo se aproxima a la costa. La medida se apoya en la información del Instituto Geográfico Nacional (IGN), que confirmó el incremento de temblores que se pueden asociar a una 'boca eruptiva'. Además de mantener la alerta roja y la evacuación de la población, la Capitanía Marítima de Santa Cruz de Tenerife designó una zona de exclusión marítima donde queda prohibida la navegación y las actividades de pesca, buceo, deportivas o recreativas en el área comprendida en un radio de cuatro millas marinas desde la punta de La Restinga.

Los expertos dudan ahora de que el lunes se produjera una primera erupción

Los científicos IGN creen que lo más probable es que la erupción se produzca en el mar, en la cercanías de la costa de La Restinga. Carmen López, técnico del IGN, precisó ayer que, al estar más cerca de la costa, se produciría otro tipo de vulcanismo más explosivo y una afectación en tierra, informa Efe.

La decisión de desalojar la localidad herreña, sin embargo, tomó a científicos y vecinos por sorpresa; muchos de ellos se enteraban de la noticia por la prensa. Una de las personas a las que la noticia le sorprendió sin previo aviso fue, de hecho, Alpidio Armas, presidente del Cabildo de El Hierro, quien se encontraba en el barrio marinero entrevistándose con varios vecinos.

Y es que detrás de las ordenes de evacuación se supone que están los consejos técnicos, datos y pruebas científicas que respaldan cada una de las decisiones que toman los miembros de los gabinetes de emergencia, ordenes técnicas como evacuar un pueblo o cortar una carretera. Pero cuando desalojaron la base de operaciones del IGN en La Restinga se notaban las caras de preocupación entre los investigadores. 'Algo ha cambiando en las últimas horas', se limitaban a explicar.

Pescadores y científicos desmienten que haya peces muertos

El Hierro había amanecido con la noticia, anunciada en la noche del lunes por el Pevolca, de que se había producido una erupción submarina en la isla, a cinco kilómetros de la costa y mil metros de profundidad. Los expertos del organismo citaron cuatro pruebas que demostraban esa erupción: la presencia de peces muertos, el hecho de que se detectaran gases tóxicos en la atmósfera, la reducción del número de seísmos y la reducción del abombamiento que presionaba y deformaba la isla.

Pero, con el paso de las horas, las afirmaciones rotundas de una erupción volcánica en las aguas herreñas se llenaban de condicionales. Los expertos y autoridades ya no hablaban de erupción; se referían a 'proceso eruptivo' o 'movimiento volcánico'. Desde primera hora de la mañana científicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) ponían en duda que en realidad se hubiera producido una erupción en la madrugada del lunes y achacaban el tremorun tipo de onda que anuncia erupciones a la emisión de gases y no al magma.

Expertos y pescadores negaban también ayer la presencia de peces muertos flotando en el mar. 'No hemos visto ni un pescado muerto', aseguraba el patrón de La Afortunada, con base en el puerto de La Restinga.La directora del Centro Oceanográfico de Canarias, María Ángeles Rodríguez, aseguraba también que no se habían producido muertes masivas de animales que invitaran a su organismo a implicarse sin haber recibido la llamada de las autoridades.

Luis González de Vallejo, catedrático de Ingeniería Geológica de la Universidad Complutense, explica que la evolución de la profundidad e intensidad de los terremotos desmiente que una erupción haya liberado ya la tensión volcánica (ver gráfico). 'Los seísmos no remiten, y vuelven a sumergirse. Esto indica que va a evolucionar a más. Es probable que haya derrames de lava en la costa. Veremos algo de fuegos artificiales, aunque sin consecuencias para la población', pronostica.

Este experto en la sismicidad canaria fue el primero en advertir de que la posibilidad de una erupción en El Hierro era alta. El científico desarrolló un modelo predictivo que señalaba las altas probabilidades de que se fracture la corteza terrestre debido a las tensiones provocadas por los diez millares de seísmos. La corteza más sensible está bajo el mar, donde se supone que hubo ya una erupción, y en las zonas costeras de la isla.

A juicio del coordinador del Involcan, Nemesio Pérez, 'la Administración ha dicho que sí ha habido erupción bajo el agua y yo no lo voy a desmentir'. Eso sí, Pérez reclamó que se envíe un buque científico a la zona porque 'sería recomendable, aconsejable y saludable encontrar indicios más directos de lo que ocurre, o continúa ocurriendo, debajo de las aguas'. En ese sentido, el vulcanólogo aseguró a este diario que 'el escenario sería muy distinto' para la isla en función de lo que pudiera averiguarse sobre esa erupción submarina.