Público
Público

Menú del día en el 'burger': maíz

Un estudio revela que la carne de los ‘fast food’ de EEUU se cría sólo con este vegetal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Maíz en la hamburguesa, maíz en el pollo y maíz en las patatas. Según dos investigadoras de la Universidad de Hawai, esta monótona dieta espera a quien se acerque a los cientos de restaurantes pertenecientes a tres grandes cadenas de hamburgueserías en EEUU: McDonald’s, Burger King y Wendy’s. Pero no es que los establecimientos adulteren sus carnes, sino que los animales destinados a consumo se alimentan casi exclusivamente de este cultivo.

Según publican Hope Jahren y Rebecca Kraft en PNAS, los estadounidenses gastan anualmente más de 100.000 millones de dólares en restaurantes de comida rápida.

Las investigadoras aprovecharon la posibilidad de seguir el rastro a distintas formas (isótopos) del carbono y del nitrógeno para averiguar la fuente original de estos elementos en la carne y las patatas fritas de tres restaurantes de cada una de las cadenas en seis grandes ciudades de EEUU: Los Ángeles, San Francisco, Denver, Detroit, Boston y Baltimore.

Como se desprende del análisis de carbono-13, característico del maíz, de las 323 muestras de carne analizadas, sólo 12 –todas ellas de Burger King– indicaban que los animales habían ingerido algo distinto del maíz.

El estudio del nitrógeno muestra un uso intensivo de fertilizantes en los vegetales que componen la dieta del ganado. El maíz está también muy presente en las patatas fritas, lo que revela un empleo extendido del aceite de este origen en las freidoras.

Las autoras se apoyan en su trabajo para denunciar que las grandes cadenas en EEUU se oponen a la obligación de detallar los ingredientes y su origen; algo que, dicen, sí es preceptivo en la UE desde 2002.