Público
Público

El navegador web que soñaba con que le dejasen morir

Microsoft habilita actualizaciones automáticas para que los usuarios abandonen Explorer 6 y 7

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una empresa no debería celebrar cuando la cuota de mercado de uno de sus productos desciende al 1%. Pero la realidad desmiente a la teoría una vez más, y Microsoft festeja que Internet Explorer 6 (IE6), el navegador que lanzó hace más de diez años, ronde esa cifra en EEUU. De media mundial, no obstante, y según las últimas estadísticas de Net Applications, IE6 aún mantiene el 7% (en España su cuota es del 1,4%). 'Esperamos que esto signifique que más profesionales web puedan considerar IE6 una baja prioridad y dejar de gastar su tiempo en tener que soportar un navegador obsoleto', afirmó la semana pasada el director de marketing de Explorer, Roger Capriotti, en el blog de Microsoft.

Más allá de las cifras, el asunto no es baladí para los diseñadores de páginas web. El hecho de que un usuario siga utilizando IE6 y no actualice su navegador a la versión 8 o 9 (las últimas) les supone un trabajo adicional, ya que deben diseñar tanto para los usuarios rezagados como para los que sí disponen de un navegador actualizado. 'Internet Explorer 6 no cumple los estándares de estilo que sí cumplen en parte las versiones posteriores del navegador de Microsoft, así como el resto de programas de otras compañías', explican los creadores de páginas web desde diferentes foros.

Facebook ya ha anunciado que dejará de dar soporte a esas versiones

La propia Microsoft es una de las primeras interesadas en que los usuarios actualicen su navegador. Y no sólo para que dejen de lado IE6, también para que hagan lo mismo con Internet Explorer 7 (IE7). La mayor red social del mundo, Facebook, que cuenta con más de 800 millones de usuarios, ya anunció el pasado agosto que dejaría de dar soporte a la navegación con IE6. La semana pasada hizo lo mismo con IE7, lanzado en 2006. Esta decisión se traduce en que la Biografía, la forma en la que se muestra el perfil del usuario en la red social, no se verá tan bien como debiera y surgirán diversos problemas a la hora de moverse por sus páginas. Curiosamente, en cifras globales, IE7 está por debajo de IE6 en cuota de mercado, con un 4,8%.

Microsoft ha iniciado una etapa de actualizaciones silenciosas y automáticas de sus propios navegadores. Siempre que el usuario dé su permiso, la compañía le sugerirá actualizar a la versión 8 o 9 del navegador, en función del sistema operativo que tenga instalado. China es una de las prioridades de Microsoft, cuyos usuarios aún mantienen un 25% de cuota de mercado con IE6. La dificultad reside en que, para que la actualización se proponga de forma automática, el usuario tiene que tener activas las actualizaciones de Windows, una función que se suele anular cuando no se ha pagado la licencia del sistema operativo.

Navegar con una herramienta obsoleta implica riesgos de seguridad

El problema de navegar con una herramienta obsoleta va más allá de la apariencia. 'La web en general es mejor, y más segura, cuanta más gente utilice una versión actualizada de su navegador', explicó el director de negocio de Explorer, Ryan Gavin, en el blog de Microsoft. Las compañías de seguridad insisten en la importancia de utilizar las últimas versiones de estas herramientas para afrontar ataques informáticos en las mejores condiciones posibles. Buena parte de las amenazas utilizan los agujeros de seguridad presentes en los navegadores para introducir software malicioso, un riesgo que se multiplica con una versión desfasada de los mismos.

El interés de Microsoft en que los usuarios actualicen la herramienta con la que navegan también está relacionado con la guerra que mantiene con Mozilla y Google por el liderazgo en el mercado de los navegadores. Esta lucha se ha recrudecido en los últimos meses y, aunque Microsoft mantiene un 52% de la cuota de mercado en todas sus versiones, Google ha crecido de forma exponencial. Firefox se situó como la segunda opción con un 22% pero Chrome, el software lanzado por Google hace tan sólo tres años, ya aglutina un 19%. La cuota de mercado, en este caso, está unida a posibilidades como las cajas de búsqueda integradas, fuente a su vez de millones de euros en ingresos por publicidad.