Público
Público

"Pequeña" fuga en una central nuclear de Escocia

Se trata de un escape que no fue más allá de los límites de las instalaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vieja central nuclear de Dounreay, en Caithness (Reino Unido), ha sufrido una fuga de material radiactivo, según se supo este sábado. La Agencia de Protección del Medio Ambiente de Escocia (SEPA) ha confirmado que se trata de un escape 'pequeño' que no fue más allá de los límites de las instalaciones, ha informado la BBC. La SEPA ha comenzado una investigación. Dounreay, con cinco reactores construidos desde la década de 1950, se encuentra en un proceso de desmantelamiento con un coste de unos 3.000 millones de euros.

La compañía Dounreay Site Restoration Limited, responsable de la planta atómica, ha asegurado que la fuga no ha supuesto un riesgo para la salud de los trabajadores. El diputado Rob Gibson, miembro del principal partido de la nación, el Partido Nacional Escocés, declaró: 'Por fortuna, ningún empleado de Dounreay ha sufrido daños en este incidente y confío en que la investigación garantizará a la población que los alrededores no han sido afectados'.

'Estos sucesos subrayan tanto la complejidad del proceso de desmantelamiento como la posibilidad de que se produzcan errores. La energía nuclear no tiene cabida en una Escocia segura', opina Gibson, que representa a Caithness en el Parlamento escocés. La planta de Dounreay no producía energía eléctrica desde 1994.

En una hoja de ruta energética, presentada en septiembre de 2008, el Gobierno escocés explicaba que su principal objetivo era 'incrementar progresivamente la generación de energía limpia y renovable, para llevar a Escocia lejos de la dependencia de la energía nuclear'.