Público
Público

Las perseidas fieles a su visita terrestre de cada 10 de agosto

En esta ocasión las noches más propicias para su observación serán el 12 y 13 de este mes. Se recomienda alejarse de las ciudades para una óptima observación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las perseidas llegan puntuales a su veraniega cita de agosto. En esta ocasión, las noches más propicias para observarlas en toda su fastuosidad serán el jueves 12 y viernes 13 de madrugada, con permiso de un cielo despejado.

El origen de esta lluvia de estrellas fugaces está en el alejado cometa Swift-Tuttle, ubicado más allá de la órbita de Urano y cuya cola de escombros se extiende a través de todo el camino de regreso a la Tierra. Estas partículas en el 'viaje de vuelta' al entrar en contacto con la atmósfera del planeta y desintegrase da lugar a las estrellas también conocidas como 'Lágrimas de San Lorenzo'. El nombre de perseidas se lo otorga el 'punto radiante' (cuerpo celeste del que provienen los meteoros) que se encuentra en la constelación de Perseo. 

En los cielos con menor carga de contaminación lumínica se podrán observar con nitidez los meteoros y en este sentido los expertos recomiendan alejarse de las ciudades y buscar localizaciones altas para disfrutar de este espectáculo en toda su magnitud.

La Sociedad de Observadores de Meteoros y Cometas de España ha elaborado una guía con recomendaciones para su correcta observancia. Entre ellas advierten que la máxima actividad estará comprendida entre las 23:30 horas del 12 de agosto y las 02:00 horas del 13 de agosto, una noche con luna nueva que condiciona muy favorablemente la visión de las estrellas. 

La tradicional lluvia de perseidas es la más observada del hemisferio norte debido a las condiciones climatológicas en la que se desarrolla. En la Edad Media, estas 'lágrimas' se asociaron a las que vertía San Lorenzo cada 10 de agosto al ser quemado en la hoguera, concretamente en una 'parrilla'.