Público
Público

Piden que McDonald's elimine los regalos de su menú infantil

El Centro para la Ciencia en el Interés Público califica esta práctica de "promoción injusta y engañosa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de consumidores quiere que McDonald's deje de incluir juguetes en su Happy Meal para atraer a los niños a la mayor cadena de restaurantes del mundo, y ha amenazado con demandar a la firma si no ésta cumple con su solicitud en un plazo de 30 días. El Centro para la Ciencia en el Interés Público calificó la práctica de incluir juguetes en el menú como 'una promoción injusta y engañosa' y explicó que ésta es ilegal bajo las leyes de protección al consumidor de algunos estados como California, Texas, Nueva Jersey y Massachusetts.

'McDonald's es como el extraño que regala en el parque dulces a los niños', dijo el director de litigios del centro, Stephen Gardner, en un comunicado. 'Es una práctica asquerosa y predadora que garantiza una interveción judicial', agregó. En 2006, último año sobre el que existen registros, las cadenas de comida rápida - lideradas por McDonald's -, invirtieron 520 millones de dólares (418 millones de euros) en promociones y juguetes para promover sus menús para niños, según un informe de la Comisión Federal de Comercio.

McDonald's calificó los cargos del grupo de consumidores como una 'distorsión' de su plan para vender alimentos más sanos y juguetes seguros. 'Recibir un regalo es sólo una parte de la experiencia divertida y familiar en McDonald's', dijo el portavoz William Whitman en un comunicado. Esa clase de publicidad parece tener una influencia significativa en los más jóvenes y ha estado bajo riguroso escrutinio en Estados Unidos, que se encuentra en plena batalla contra la creciente obesidad de los niños.

Un estudio publicado el lunes en el periódico Pediatrics concluyó que los niños prefieren los bocadillos comercializados en envoltorios adornados con sus personajes de ficción preferidos. Sin embargo, el uso de esos personajes no logró el mismo efecto al intentar que los niños de entre 4 y 6 años comiesen zanahorias. Al elegir entre un bocadillos con el envoltorio adornado y otro sin adornar, los niños decidieron que la comida presentada con un personaje popular era más sabrosa, según un equipo de investgación de la Universidad de Yale.