Público
Público

PlayStation Vita luce su potencial en Los Ángeles

La nueva consola portátil de Sony se espera para navidad a un precio entre 250 y 300 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nueva portátil de Sony ha acaparado todos los mimos de la prensa durante la conferencia, realizada parcialmente en 3D, que el gigante japonés ofreció dentro de la feria de videojuegos E3 en Los Ángeles, donde fue despejando la mayoría de las dudas que se tenían sobre la sucesora de la PSP.

Bajo el nombre definitivo de PlayStation Vita (hasta ahora conocida como NGP) se esconde una máquina con un corazón incansable, dos pantallas táctiles y dos cámaras, orientada en gran medida a la experiencia social, que saldrá al mercado en navidad a un precio que promete ponérselo difícil a la competencia directa (Nintendo y su 3DS) y no tan directa (Apple y sus iPhone e iPad, dos plataformas que han irrumpido también en el mercado de los videojuegos con la ambición habitual de la compañía de la manzana): 249 euros con Wifi; 299 euros con 3G. En Estados Unidos, Vita saldrá con un acuerdo con la compañía telefónica AT&T.

Se espera que esté en la calle de manera simultánea en todo el mundo, aunque es posible que el accidente de Fukushima afecte a su producción y se apueste por una colocación escalonada en los diferentes mercados, según fuentes de la compañía.

Vita es ligera, con una potencia nunca vista en una portátil, y parte de sus funciones estarán ligadas a su hermana mayor, la PlayStation 3. Uncharted: Golden Abyss fue el juego elegido para mostrar no sólo el potencial técnico de la máquina, también algunas de las aplicaciones de sus pantallas táctiles: el jugador puede alternar el control Nathan Drake con los dos sticks habituales y con los dedos para marcar el camino que debe tomar el personaje, disparar y golpear a los enemigos.

Sin embargo, son títulos como ModNation Racers y, especialmente, el fantástico Little Big Planet los que mejor lucieron las bondades de la nueva consola, dos juegos basados fundamentalmente en la creatividad del jugador, que se vale de las pantallas multitáctiles y de las cámaras para dar rienda suelta a la customización de personajes, escenarios y niveles con gran libertad y sin demasiadas complicaciones. Según la compañía, se están desarrollando cerca de 80 títulos para la nueva consola.

La otra gran apuesta tecnológica de Sony siguen siendo las 3D. Conscientes del alto precio que supone para un jugador medio dar un salto técnico de este tipo, se presentó una televisión que saldrá a la venta a un precio asequible (499 dólares) con una particularidad muy interesante: dos jugadores podrán compartir una misma partida, jugando a la vez, sin tener que dividir la pantalla en dos áreas reducidas. Realmente sorprendente. Entre los títulos que soportarán las 3D están sus principales bazas para esta temporada: Uncharted 3 y Resistance 3 (también con soporte para Move), y algunos de sus clásicos reeditados y remasterizados en HD, como ICO, Shadow of the Colossus y los God of War de PSP.

El gran olvidado fue, sin duda, Move, el sensor de movimiento con el que Sony ha querido plantar cara al Kinect de Microsoft y a la arrolladora Wii de Nintendo. Apenas un par de citas a su periférico dejaron con un sabor agridulce. Por un lado, Medieval Moves, de aspecto simpaticón, casi casual, que desarrolla una idea ya vista durante el tour de presentación de Move: utilizar las manos en una aventura de estética medieval para hacer uso de la espada, el arco y el escudo.

Por otro, su regular integración en un título que no lo pide, como NBA 2K12, aunque para ello siempre ayuda tener una estrella como invitado, en este caso el jugador de los Lakers Kobe Bryant. De lo ya conocido, Little Big Planet 2 para PS3 también recibirá una actualización para poder ser manejado a través de Move.

Battlefield 3, Need for Speed: The Run, el esperado Bioshock Infinte y un título de Star Trek con ecos evidentes a Mass Effect son algunos de los juegos de terceras compañías que también se pudieron ver ayer en la conferencia.

Por último, siempre se agradece que un peso pesado como Jack Tretton, CEO de Sony Computer Entertaintment America, tuviera unas palabras de disculpa por el ataque sufrido a la PlayStation Network, que ha tenido sin servicio online a los usuarios de PS3 cerca de dos meses. De todos los errores se aprende, vino a decir Tretton.