Público
Público

Punset: "El problema de los jóvenes no son las consolas ni los móviles"

El divulgador científico apunta a que los problemas de concentración de los más jóvenes se basa en que no se sabe cómo "captar su atención"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor y divulgador científico Eduard Punset cuestionó la efectividad de limitar a los jóvenes el uso y acceso a Internet, consolas y telefónos móviles. Para Punset el problema de los menores no son la multiplicidad de videojuegos, webs y televisiones que les 'impiden concentrarse', sino no haber logrado 'captar su atención'.

El presentador del espacio televisivo 'Redes' pronunció hoy la conferencia 'Pienso, luego existo' en el marco del Congreso de Software IBM, en la que disertó sobre el conocimiento y las nuevas formas de adquirir ese conocimiento. En opinión de Punset el problema de los jóvenes no es 'un déficit de atención' sino que no están interesados 'en lo que nosotros hacemos porque está anticuado' y el problema es que 'no se ha sabido captar su atención'.

El divulgador científico cuestionó los recelos de los padres ante la 'multiplicidad de consolas, webs y teléfonos' por temor a que pueden distraer la atención de sus hijos. 'Recuerdo el gran escándalo que yo he vivido con mis hijas por la prohibición taxativa a mis nietos de utilizar consolas, webs y Blackberrys en unas horas determinadas', dijo Punset que apeló a estudios científicos que demuestran que los médicos que habían utilizado este tipo de dispositivos tenían un 40 por ciento menos de error 'a la hora de conciliar su tacto con su visión'.

Para el escritor, lo más preocupante es que a los jóvenes no se les ha enseñado a trabajar resolviendo problemas de forma innovadora, ni tampoco gestión emocional. 'Me horroriza que a mi nieta de 13 años no le hayan enseñado lo que es la ansiedad, ni el miedo', dijo. Incidió en la necesidad de introducir el aprendizaje emocional porque 'hay gente que no tiene asimilado gestionar sus emociones y gestionarse en un mundo globalizado'. 'A la facultad y a la empresa deben llegar personas con confianza en si mismos que les permita lidiar con el vecino que puede ser una fuente inagotable de conocimiento', concluyó.