Publicado: 09.01.2009 22:00 |Actualizado: 09.01.2009 22:00

Rascacielos en movimiento

La Torre Dinámica, prevista en Dubai para 2010, será el primer edificio rotatorio del mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dubai, la capital de Emiratos Árabes Unidos, quiere ser en 2010 la primera ciudad del mundo en disfrutar de una de las revolucionarias torres rotatorias diseñadas por el arquitecto italiano David Fischer. Se trata de la Torre Dinámica, un altísimo edificio de 420 metros de altura - el rascacielos más alto de España es la Torre Caja Madrid, con 250 metros-, pero con otra característica especial: sus 80 pisos serán capaces de girar 360 grados; en 24 horas, cada uno de ellos rota de manera escalonada, de forma que, sin que el inquilino ni el observador se den apenas cuenta, la línea del edificio va cambiando de manera constante.

Según Ficher, del estudio Infinity Design, cada piso tendrá un sistema activado por voz con el que el inquilino podrá controlar el giro, aunque lo preferible es que sea el propio arquitecto el que decida cómo se mueve y las formas que desea conseguir. El italiano, que describe su Torre Dinámica como "proyectada desde la vida, moldeada por el tiempo", apuesta por los "edificios de las mil formas" y no duda de que la "arquitectura en cuatro dimensiones", como él la denomina (incluyendo el tiempo como la cuarta dimensión), tiene sentido en el siglo XXI.

"Vivimos en una sociedad dinámica donde todo se mueve más rápido de lo que imaginamos. Tenemos la sensación de que todo es posible", dice el arquitecto, que recalca: "La Torre Dinámica representa el futuro de la arquitectura, que dará como resultado una nueva era que beneficiará tanto a la naturaleza como al ser humano".

Los primeros 20 pisos de este nuevo concepto de rascacielos estarán destinados a oficinas, los 15 siguientes serán propiedad de un hotel de seis estrellas, 35 pisos por encima de estos habrá apartamentos de lujo y los últimos 10 serán chalés a los que se accederá desde un ascensor ultrarrápido, controlado con el movimiento de los ojos. Una vez arriba, el propietario podrá girar su vivienda según el movimiento del sol, desde el alba hasta la puesta, con un sistema de control activado por la voz.

Un rascacielos ‘ecológico'

Una de las críticas más habituales contra los rascacielos es su elevado consumo de energía y en este tipo de edificios, que además son móviles, este tema es especialmente sensible. Fischer, que sostiene que con esta técnica no existe límite de altura, asegura que ha conseguido que el edificio genere su propia energía; de hecho, según asegura su estudio, la Torre Dinámica será el primer edificio de la historia autosuficiente energéticamente. "Habrá turbinas eólicas con hélices de fibra de carbono silenciosas que recojan el viento y lo conviertan en energía para el consumo propio del edificio. La energía necesaria para la rotación es mínima y se utilizará la potencia extra de los generadores", dice David Fischer.

Además, contará con paneles fotovoltaicos -cuya superficie equivaldrá a 10 edificios y que tendrán una excelente exposición a la luz gracias a la tecnología rotatoria-, que obtendrán energía del sol. Y la sobrante y no utilizada para las necesidades del edificio se venderá a los edificios vecinos.

Ficher también considera ecológicos los materiales utilizados para los interiores y el método de construcción. El arquitecto usa materiales naturales como la cerámica, el cristal, la madera y el mármol. Respecto a la técnica de construcción, se basa en piezas prefabricadas que se unen unas a otras de manera mecánica, técnica con la que se evita la descarga de materiales in situ o la generación de deshxechos, ruido o polución.

Además, según las cifras del arquitecto, el tiempo de construcción se reducirá un 30%. En la fabricación de estos rascacielos se usan piezas prefabricadas de acero, aluminio o fibra de carbono hechas en Altamura (Italia), que llegan listas para ser colocadas de manera rápida y eficiente, consiguiendo de este modo completar una altura en tan sólo una semana, con lo que logra que los tiempos de construcción se reduzcan de manera considerable.

Asimismo, los interiores -techos, baños, cocinas, iluminación y mobiliario- también llegan prefabricados al gusto de cada cliente. Según comenta el propio Fisher en su página web, "casi cualquier producto es el resultado de un proceso industrial y puede ser transportado a cualquier rincón del mundo, desde coches y barcos a ordenadores y ropa, y todo, a un precio relativamente bajo. Resulta increíble que la construcción, que es el sector líder de la economía mundial sea el más primitivo".

Este método de construcción, según Fisher, no requiere tampoco la presencia de un elevado número de operarios. "Nuestros rascacielos necesitarán sólo 90 trabajadores en lugar de los 2.000 que se necesitan como media para un edificio de estas características, ya que la mayoría del trabajo se realizará en las fábricas". Y el arquitecto se muestra convencido de que esta técnica, además de conformar apartamentos de lujo en ciudades ricas, puede utilizarse para levantar edificios en países en vías de desarrollo debido a la reducción de costes en material y horas de trabajo que conlleva. "Nuestro objetivo es extender este método constructivo a edificios de bajo coste para que las personas con menos posibilidades económicas también puedan acceder a una vivienda digna".

Aparcar en el apartamento

En todo caso, para reservar un apartamento en la Torre Dinámica, es imprescindible no estar afectado por la crisis porque cuestan entre tres y 30 millones de dólares (entre 2,1 y 21 millones de euros). Los apartamentos tendrán entre 124 y 1.200 metros cuadrados, e incluso tendrán espacio para aparcar el coche dentro.

Estarán diseñados de manera exclusiva según los gustos de cada cliente. Sus interiores podrán tener piscinas, gestión domótica o cualquier otra ocurrencia del futuro propietario. Los cuartos de baño se ensamblarán en la fábrica Leonardo Da Vinci, en Italia, con los más lujosos mármoles, saunas, baños turcos o incluso terapia de color y sonidos, y los apartamentos estarán equipados con los aparatos electrónicos y los sistemas de seguridad más sofisticados.

El primer ministro y vicepresidente de Emiratos Árabes Unidos y gobernador de Dubai, Mohammad bin Maktoum, ha dado su apoyo al proyecto con una elocuente frase: "No esperéis a que el futuro venga a vosotros ... id vosotros hacia el futuro". Este apoyo también ha provocado que los precios de las viviendas se hayan disparado.

La sorpresa entre los arquitectos ante esta Torre Dinámica es, sin embargo, evidente. Muchos ven sombras en el proyecto. La firma británica Atkins -una de las más reconocidas a nivel mundial- duda de la viabilidad de la idea de Fisher. Su portavoz, Adriana Vega, en declaraciones a Público, afirma que "los edificios dinámicos han sido la aspiración de los arquitectos durante muchos años. Aunque muchos estamos admirados por el diseño de Fischer, existe un debate acerca de la viabilidad del proyecto".

"Lo negativo -continúa- viene del lado funcional de servicios como el agua o los drenajes, y la estabilidad de una estructura que sólo se encuentra sostenida por su núcleo. Creo que es un futuro factible, pero todavía es muy lejano".

Javier Pioz, uno de los pioneros de la arquitectura biónica, ofrece otra visión del asunto. El arquitecto, reciente Premio Golden Global Award (el Oscar de la arquitectura), explica que, bajo su punto de vista, hay dos tendencias en arquitectura, una que se basa en la naturaleza para diseñar y otra que busca objetos escultóricos o "esculturas arquitectonizadas".

Según Pioz, Fischer podría estar a caballo entre las dos tendencias. "Creo que intenta que las viviendas reciban diferentes cantidades de luz en lo que considero un planteamiento naturalista", aclara, pero muestra sus dudas sobre que estas construcciones sean más cómodas para sus inquilinos.

Lo que sí defiende el propio David Fischer es que su proyecto transformará por completo el aspecto de las ciudades y marcará, además, el inicio de una nueva era en la construcción, ya que supone un nuevo desafío para la arquitectura tradicional.

skyline

En todo caso, tras Dubai hay numerosas ciudades en lista de espera para conseguir ese rascacielos que cambie por completo el skyline de la ciudad. Una de ellas es Moscú, que contará con un edificio similar de 70 plantas y unos 400 metros de alto, que está en fase de diseño y coordinación. Será construido por la compañía Mirax, que invertirá una cantidad cercana a los 400 millones de dólares.

Se sabe que ya hay reservada una superficie de 110.000 metros cuadrados en las afueras de la ciudad, cerca del tercer anillo de circunvalación, pero el comienzo de las obras parece que va con retraso, ya que la idea era empezar a levantar el edificio a finales de este mismo año. En el rascacielos, que se convertirá en el nuevo icono de la capital rusa, habrá oficinas, así como apartamentos y áticos con comodidades muy similares a las que se anuncia que se encontrarán en el edificio de Dubai a finales de 2010.