Público
Público

Los restos del Big Bang, como nunca se han visto

La ESA obtiene el mapa más detallado de la luz más antigua, revelando la existencia de características que desafían los fundamentos de la comprensión actual del Universo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El telescopio espacial Planck de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha obtenido el mapa más detallado jamás creado de la radiación cósmica de fondo, los restos del Big Bang. Según han explicado los expertos, este trabajo revela la existencia de características que desafían los fundamentos de la comprensión actual del Universo. La ESA ha explicado que la imagen que muestra la luz más antigua del cosmos se basa en los datos obtenidos por Planck en los primeros 15,5 meses de su misión. Concretamente, el mapa muestra la luz que quedó grabada en el cielo cuando el Universo apenas tenía 380.000 años.

En ese momento, el Universo joven se llenó de una densa sopa caliente de interacción de protones, electrones y fotones a unos 2700ºC. Cuando los protones y los electrones se unieron para formar átomos de hidrógeno, la luz se liberó. A medida que el Universo se ha expandido, esta luz lo ha hecho con él en longitud de onda de microondas, equivalente a una temperatura de sólo 2,7 grados por encima del cero absoluto. Esta 'radiación cósmica de fondo (CMB) muestra pequeñas fluctuaciones de temperatura que corresponden a las regiones de densidades ligeramente diferentes en momentos muy tempranos, lo que representa el germen de toda la estructura del futuro: las estrellas y las galaxias de hoy.

De acuerdo con el modelo estándar de la cosmología, las fluctuaciones surgieron inmediatamente después del Big Bang y se extendieron a escala cosmológica grandes durante un breve periodo de expansión acelerada conocido como inflación. El telescopio Planck fue diseñado para mapear estas fluctuaciones a través de todo el cielo con una mayor resolución y sensibilidad que nunca. Mediante el análisis de la naturaleza y distribución de las semillas en la imagen de Planck se ha podido determinar la composición y evolución del Universo desde su nacimiento hasta la actualidad.

Según ha explicado la ESA, en una rueda de prensa celebrada este jueves, la información extraída del nuevo mapa de Planck proporciona una excelente confirmación del modelo estándar de la cosmología con una precisión sin precedentes, marcando un nuevo hito en el manifiesto del contenido del Universo.

Del mismo modo, y gracias a la precisión del mapa de Planck, también se han revelado algunas características peculiares no explicadas que bien puede requerir una nueva física para ser entendidas. 'La extraordinaria calidad de imagen de Planck del Universo joven permite pelar las capas del cosmos y revela que el modelo hasta ahora conocido está lejos de ser completo', ha indicado el director general de la ESA, Jean Jaques Dordain, quien ha añadido que 'estos descubrimientos fueron posibles gracias a las tecnologías únicas desarrolladas para tal fin por la industria europea '.