Público
Público

El futuro del e-book se tiñe de color

Tinta electrónica en color y pantalla táctil se ofrecerán a los lectores de libros electrónicos, pero las tecnologías aún están en fase de desarrollo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras en buena parte de las editoriales españolas se debate sobre las ventajas e inconvenientes de digitalizar su catálogo de papel, los departamentos de investigación tecnológicos tratan de encontrar fórmulas para crear a medio plazo un lector de libros electrónicos que mantenga las ventajas de las actuales pantallas monocromas y les añada color, posibilidades táctiles y mayor capacidad de proceso.

La cadena estadounidense de librerías Barnes & Noble ha sido la primera en incluir una pantalla táctil en color en su e -reader (lector de libros electrónicos) Nook. Los expertos han visto en este lanzamiento un reto para Kindle de Amazon (con una única pantalla monocroma) y, aunque su apuesta por el color aún es modesta al no producirse mediante tinta electrónica, supone un buen comienzo.

La apuesta de Nook por el color es modesta, pero ha sido bien recibida

La tecnología E-Ink que poseen los actuales e-readers no es precisamente moderna. Esta tinta electrónica, desarrollada hace 12 años por una compañía que salió del Instituto Tecnológico de Massachusetts, se ha estandarizado en blanco y negro y aporta grandes ventajas con respecto a las pantallas LCD convencionales.

Entre otras, permite una lectura sin reflejos desde cualquier ángulo de visión, consume poco y, como no requiere retroiluminación, no cansa más la vista de lo que lo haría un libro de papel. Su gran inconveniente es que todavía no ha logrado dar el salto definitivo y comercial al color, pese a que hay varias compañías trabajando en ello.

Una de las posibles evoluciones para el color se basa en la utilización de cristales fotónicos, que darían lugar a pantallas que pueden competir con las LCD y plasma. La compañía Opalux trabaja desde hace años en una tecnología llamada P-Ink (tinta fotónica), capaz de reproducir color manteniendo las ventajas de las pantallas monocromas.

Aunque Opalux trabaja con varios fabricantes de pantallas, su director de tecnología, Andre Arsenault, ha explicado en declaraciones a New Scientist que se trata de un proyecto a largo plazo. El funcionamiento de la tecnología P-Ink consiste en una pantalla compuesta por cristales de 200 nanómetros de longitud formados a su vez por minúsculas gotas que responden a impulsos eléctricos aumentando o disminuyendo su tamaño, reflejan la luz de varias formas y dan lugar a colores intensos.

Los e-readers táctiles serán el próximo paso, pero aún en monocromo

La pantalla inferior de Nook, la que le diferencia de sus competidores, es una LCD táctil de 3,5 pulgadas, lejos de la tinta electrónica a color que persiguen los investigadores. Este añadido, pese a tratarse sólo de un primer paso hacia la incorporación del color, permite al usuario del e-reader navegar por las portadas de los libros deslizando el dedo en la pantalla, así como seleccionar el deseado pulsando sobre él.

El hecho de que el dispositivo de Barnes & Noble salga a la venta al mismo precio que Kindle de Amazon (259 dólares) y, pese a que no hay posibilidad de comprar contenidos para este e-reader desde España, ha hecho pensar a los usuarios cuál es el momento adecuado para comprar uno; si adquirir ahora un dispositivo monocromo o esperar para ver cómo avanzan las pantallas en color.

El director de Grammata, la primera compañía española que se lanzó a la comercialización de libros electrónicos con Papyre, Juan González, sostiene que, pese a los anuncios que se realizan sobre tinta electrónica en color, es un tema del que se habla desde hace años y que aún tardará en ver la luz de forma comercial. 'Nosotros ya estamos en conversaciones con Plastic Logic, que planea lanzar un dispositivo a color. La realidad es que, a día de hoy, ni siquiera existe un prototipo que se pueda tocar', añade.

La tinta electrónica en color tardará al menos dos años en generalizarse

Grammata está trabajando sobre un prototipo de Papyre con pantalla monocroma pero táctil (algo que ya incorpora un modelo de Sony) y 3G, mientras se habla con operadoras como Telefónica para que faciliten la estructura de red. 'Es algo planificado para el año que viene, que incluye un posible lanzamiento de un equipo de 10 pulgadas (el estándar de los actuales es de 6 pulgadas)'. González también explica que, en su opinión, el precio de los actuales e-readers no se va a abaratar en exceso. 'El hecho de que todos compremos la pantalla al mismo fabricante deja muy poco margen para moverse en el precio'.

El director de la editorial digital Leer-e, Ignacio Latasa, también se muestra cauto a la hora de hablar sobre la aparición de dispositivos con tinta electrónica en color . 'Una cosa es lanzar un dispositivo como el de Barnes & Noble, que ha apostado por fusionar el color con la tinta electrónica en el mismo dispositivo pero en pantallas diferentes con tecnologías diferenciadas, y otra que la pantalla completa, tal y como lo entendemos hoy, reproduzca contenidos en color'.

Latasa coincide con González en un plazo de al menos dos años, mientras destaca que hay varias tecnologías en marcha, 'muchas de ellas muy costosas', y que el lanzamiento de este tipo de productos tiene que estar acompañado por un precio asequible, una meta que puede contribuir a su retraso.

El precio del primer modelo a color en Japón ha bajado de 8.500 euros a 750

Compañías como Fujitsu y Asus también están realizando sus propias incursiones con tecnologías diferentes para incorporar el color a sus e-readers. Asus tiene como proyecto a medio plazo empezar a comercializar un lector de dos pantallas a color del que se desvelarán más detalles en la feria CES de Las Vegas a principios de 2010 y que se llamará Eee Reader.

Fuentes de Asus, aunque no desvelan demasiados detalles sobre el prototipo, confirman que el objetivo es 'trasladar y mejorar la tecnología del netbook en el libro electrónico'. Entonces, ¿por qué no leer ya hoy en un netbook de una sola pantalla, sin necesidad de crear un híbrido? Las mismas fuentes explican que el público objetivo del e-reader es muy distinto al del netbook: 'El libro electrónico puede llegar a gente que no está interesada en la informática, sólo en la lectura'.

FLEPia, la apuesta de Fujitsu, lleva más de dos años de recorrido y aún no se vende en Europa. Comenzó con un precio prohibitivo que rondaba los 8.500 euros y que ahora se ha reducido a unos 750 euros al cambio en Japón, lo que da una idea de las dificultades por las que ha pasado la estandarización del e-reader con color. Se desconoce, tanto en el caso de FLEPia como en el del Eee Reader, cuál será su precio en España.

Spring Design anunció hace pocos días Alex, un ‘e-reader’ con sistema operativo Android que apuesta por la tinta electrónica en la parte superior pero que, en la inferior, va un paso más allá que el dispositivo de Barnes & Noble. Incluye una pantalla táctil LCD convencional de 3,5 pulgadas para navegar por Internet y reproducir vídeos. Por ahora, es sólo una declaración de intenciones en forma de diseño. 

La apuesta de Fujitsu es el ‘e-reader’ a color más real, ya que se comercializa en Japón desde abril de este año por unos 750 euros. Muestra más de 260.000 colores en su pantalla de 8 pulgadas de papel electrónico, y ofrece una resolución de 1024x768 píxeles. Incluye Wi-Fi, Bluetooth y ranura para tarjetas SD con un almacenamiento máximo de 4 GB, el equivalente a unos 5.000 libros electrónicos. 

La originalidad de este ‘e-reader’ radica en su doble pantalla, “lo más parecido a leer un libro convencional”, destacan fuentes de Asus, que no detallan cuál es la tecnología que incorpora ni un posible precio de lanzamiento. La compañía quiere repetir el éxito que ya lograron con los portátiles de bajo coste o ‘netbook’, lo que les obligará a comercializarlo a un precio asequible. Asus prevé que empiece a venderse en Europa en marzo de 2010.

La compañía Plastic Logic trabaja en un ‘e-reader’ que mostrará en enero de 2010 (por ahora nadie ha visto su pantalla). Ha trascendido que tendrá pantalla táctil y formato A4, aunque en principio será monocromo. Los directivos de Plastic Logic se muestran confiados en el éxito de QUE como un producto “diferente”, ya que “está diseñado para profesionales”. El color, dicen, está “a la vuelta de la esquina”.