Público
Público

Un test español para medir la longevidad

Una empresa impulsada por investigadores analiza marcas genéticas de envejecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada persona tiene al menos dos edades. La primera es cronológica y la determina su fecha de nacimiento. La segunda es biológica y es mucho más compleja, pues en ella influyen los genes, el número de cigarrillos que fuma, cuántos kilómetros corre al día y muchos otros factores que alargan o acortan su esperanza de vida como la cuerda de un yoyó.

Una empresa española comenzará ahora a vender unas nuevas pruebas genéticas que mide otro de los factores que podrían determinar la longitud de esa cuerda. Se trata de Life Length (longitud de la vida, en inglés), cuya impulsora y asesora científica es la investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) María Blasco.

Life Length analiza los telómeros, que se acortan con la edad

El marcador en cuestión es un telómero, una pieza clave de los cromosomas cuyos descubridores recibieron el Premio Nobel de Medicina el año pasado. Los telómeros funcionan como tapones en los extremos de los cromosomas que evitan que el ADN se deshilache y que podrían funcionar como guardianes contra el envejecimiento. Cuando son cortos, se precipitaría el desgaste celular, mientras que unos telómeros largos podrían extender una vida sin enfermedades.

'Los telómeros son uno de los mejores marcadores de la edad', explica Blasco, que ha desarrollado una nueva técnica que permite medir la longitud media de los telómeros en sangre o en un tejido completo, lo que puede indicar qué zonas muestran más marcas de desgaste y envejecimiento.

Muchas conexiones entre los telómeros y la salud están por aclarar. Por un lado, varios estudios han mostrado que las personas con problemas cardiovasculares o enfermedades cerebrales degenerativas tienen telómeros cortos. Por otro, muchos tumores muestran unos telómeros largos que les aportan una salud de hierro que puede ser letal para su portador.

El precio oscilará entre 500 y 1.500 euros, según la empresa

El producto de Life Length sigue la estela de otras compañías que ofrecen pruebas similares en EEUU y Canadá desde hace un año.

'Aún no hay un precio determinado, pero, aproximadamente, será de unos 500 euros para la prueba en sangre y unos 1.500 para los tejidos', explica Stephen Matlin, consejero delegado de Life Length.Las pruebas se venderán a centros de investigación, empresas farmacéuticas y laboratorios de análisis clínicos para el desarrollo de nuevos fármacos, el diagnóstico de enfermedades y determinar 'el estado de salud general' de una persona, según la web de la compañía.

Los clientes recibirán una gráfica que compara la longitud de sus telómeros con los de la media de la población de su edad sacada de una base de datos con mediciones de unas 1.000 personas, explica Blasco. Si los datos son preocupantes, la opción sería cambiar el estilo de vida y, en el futuro, tomar algún fármaco para alargar los telómeros si estos productos, aún en desarrollo, resultan viables, comenta la investigadora.

Los primeros tests comenzarán a realizarse en enero en los laboratorios del CNIO, en Madrid. Serán para un hospital español, una farmacéutica estadounidense y una empresa de cosméticos europea, según Matlin, que quiere mantener la confidencialidad de sus clientes.

'En general son mejores los telómeros largos que los cortos como marcador de buena salud y esperanza de vida', explica el experto en los telómeros como indicador de la salud, Richard Cawthon, que investiga en la Universidad de Utah (EEUU). Sin embargo, advierte de que 'varios estudios han demostrado que las personas con telómeros largos tienen más riesgo de padecer ciertos cánceres'.

Como en el caso de otros tests genéticos comerciales, la utilidad médica de esta nueva prueba está en entredicho. 'La idea es buena, la técnica de Life Length es la mejor, pero aún queda mucho trabajo', advierte José Miguel García-Sagredo, responsable de Genética Médica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. 'Pensar que se puede hacer un pronóstico de salud con estas pruebas es muy prematuro', señala.