Público
Público

Vodafone se une a la batalla de la 'webTV'

La operadora presenta un dispositivo que integra internet en el televisor y le añade acceso a los contenidos del PC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Es un dispositivo adaptado a España, a diferencia de otros productos que vienen de fuera'. El jefe de proyecto de televisión de Vodafone España, Juan Antonio Latasa, quiso marcar las diferencias entre el dispositivo que su compañía presentó ayer, Vodafone Internet TV, y el producto que Google lanzará en EEUU este otoño y que no llegará a España hasta el año que viene. La operadora presentó ayer en la feria de tecnología SIMO, que arrancó ayer en Madrid, el aparato con el que se adelanta a la apuesta de Google y que sigue la estela ya iniciada por algunos televisores, un dispositivo que fusiona los contenidos online de las cadenas, algunos de los que están en internet y los archivos multimedia del ordenador.

Sólo un 2,4% de los internautas españoles accede a internet utilizando el televisor, según una encuesta reciente. Con estos datos, la fusión entre la red y el televisor se ha convertido en el objetivo de fabricantes, cadenas y operadoras. El que encuentre la fórmula idónea tendrá la oportunidad de captar un mercado potencial de 27 millones de internautas en España. Por ahora, hay numerosas apuestas, cada una con sus peculiaridades.

Vodafone, al contrario que sus rivales, Telefónica con Imagenio y Orange TV, no apuesta por una programación de contenidos paralelos que llegan al usuario a través de internet. Vodafone Internet TV llegará al mercado en noviembre y consiste en un sintonizador de TDT en alta definición y de televisión de pago que también da acceso tanto a aplicaciones web para entrar en páginas de noticias como a los programas de televisión que ofrecen las cadenas en internet. Como añadido, desde el dispositivo se puede acceder a los contenidos musicales, vídeos y fotografías que se tienen en el ordenador.

Google, por su parte, acaba de lanzar la nueva versión de la web dedicada a su sistema de televisión, que necesitará de un descodificador independiente (que se espera que Logitech presente hoy en EEUU) y un mando a distancia para controlar la navegación que podrá ser cualquier teléfono móvil equipado con el sistema operativo Android. El principal competidor de Google en otras áreas, Apple, también dispone de su propio sistema de televisión. Está centrado sobre todo en el ecosistema de aplicaciones de la compañía, aunque también da acceso a sitios como YouTube o Flickr.

A estas apuestas se suman los fabricantes de televisores, que tampoco quieren quedarse atrás y han realizado su propia apuesta en modelos de gama alta que incluyen acuerdos con cadenas de televisión (como Vodafone Internet TV) y servicios de vídeo online como YouTube. El fabricante Sony, que en paralelo también tiene un acuerdo con Google TV, ha lanzado varias series que disponen de acceso a la programación online a la carta de cadenas como RTVE, La Sexta, TV3 o Antena 3.

Vodafone, consciente de que hay otros dispositivos que hacen las mismas funciones que su Internet TV (aunque sea mediante diferentes accesorios), quiso insistir en la importancia de haber unificado varios aparatos en uno. 'Lo hace todo, a excepción de la navegación libre', explicó Latasa, que no descartó que una próxima actualización del dispositivo lo permita en el futuro. Google, que ofrecerá su modelo de televisión con algo de retraso en España, sí permitirá moverse por todo tipo de páginas web, aunque sobre los acuerdos con las cadenas de televisión aún hay incertidumbre.

La asociación representante de los fabricantes de tecnología y electrónica presentó ayer su informe ‘Contenidos Digitales 2010', donde se analizan los hábitos de consumo de los españoles.

En él se refleja que el 25,2% de la población entre 16 y 74 años accede a contenidos de televisión a través de internet. Esta cifra supone un incremento de dos puntos con respecto a 2008.

El estudio destaca que todas las cadenas generalistas españolas ofrecen la posibilidad de visionar en ‘streaming' sus contenidos tras su emisión en televisión.