Publicado: 19.11.2014 22:58 |Actualizado: 19.11.2014 22:58

Ángel León, dos estrellas Michelin para "una forma única de mirar al mar"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El año próximo será crucial en la trayectoria profesional del chef Ángel León, con el traslado de su Aponiente (El Puerto de Santa María, Cádiz) a un local mucho más espacioso. Y, sin haberse estrenado 2015, no podía comenzar con mejor augurio: la concesión de su segunda estrella Michelin.

Era su aspiración cuando el pasado marzo inauguró la temporada 2014 de su restaurante con "Mar de sentimientos", un menú que despliega creatividad e innovación y que, como es habitual en el conocido como "chef del mar", tiene en los productos marinos su eje.

La crítica y la prensa especializaba reclamaban su segunda estrella desde hace tiempo"Me haría mucha ilusión acabar la etapa de Puerto Escondido —la calle donde se ubica el restaurante— con la segunda estrella", dijo entonces. Esta noche en Marbella (Málaga), donde se ha presentado la Guía Michelin España & Portugal 2015, ha sabido que lo ha logrado.

Aponiente y su tripulación, como gusta llamar León a su equipo, ha sido el único restaurante que en esta edición ha conseguido el segundo "brillo" en España, que la crítica gastronómica y la prensa especializaba reclamaban para el restaurante desde hace algún tiempo.

Premio Nacional de Gastronomía como Mejor Jefe de Cocina en 2012, Medalla de Oro de Andalucía 2014, este reconocimiento por parte de la guía roja se une a muchos otros de quien es considerado por The New York Times uno de los diez mejores cocineros del mundo por sentar las bases de la cocina marinera del siglo XXI con productos que nadie ha utilizado, como el plancton.

Ángel León, capaz de llevar la bioluminiscencia marina al plato y de conseguir que el plancton se considere por la Unión Europea un nuevo alimento, está hoy radiante y no ha dejado de ser felicitado por sus compañeros de profesión.

"Hasta hace un par de años nos consideraban unos locos", reconoce León"Hasta hace un par de años nos consideraban unos locos. Hoy ya no tenemos la sensación de ir a contracorriente. Las dos estrellas son un reconocimiento a nuestra investigación, a una forma de mirar al mar única, a nuestra reivindicación del mar", ha dicho a Efe.

En un homenaje a su pequeño local en El Puerto de Santa María, con el que muchas auguraban que no lograría el reconocimiento de Michelin, inaugurará allí la temporada 2015 y, dos meses después, se trasladará al nuevo Aponiente, en un molino mareal con dos siglos de historia.

El chef gaditano, que recientemente ha asumido la dirección gastronómica del lujoso Hotel Mandarin Oriental de Barcelona, defiende con su cocina la diversidad del mar y, especialmente, los pescados más humildes y de descarte, que se enriquecen en su cocina.