Público
Público

Cibeles se traslada a la belle époque

Decepción en el arranque de la 53 edición de la Cibeles Madrid Fashion Week por la poca experimentación e innovación de los diseñadores consagrados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El viernes 18 arrancó la 53 edición de la Cibeles Madrid Fashion Week en una jornada que resultó decepcionante por la poca experimentación e innovación de los diseñadores considerados como consagrados.

Jesús del Pozo prometía una vuelta a la época dorada de las casas de costura, inspiración que veremos repetida en Juan Duyos, a través de un retrato de la belle époque en la que las mujeres pisaban fuerte enfundadas en abrigos con personalidad, faldas tobilleras con aberturas infinitas y pantalones pitillo de talle alto.

El diseñador gallego Roberto Verino fue el único que se salió un poco de la tónica general al hacer un viaje hasta Oriente para traerse estampados, qipaos y kimonos.

Juan Duyos, que para el evento contó con la BSO en directo de Jeannet, hizo salir a sus modelos por una cámara de fotos gigante. En un ejercicio por recuperar la moda vintage de Pertegaz, Elio Berhnayer y Balenciaga, Duyos confirmó que serán pocas las piernas que se podrán ver el invierno próximo y que los pañuelos anudados a un lado con un lazo maracarán tendencia. Al menos él fue sincero, ofreció un 'Un desfile de moda' para los tiempos que corren.

Con la colección del diseñador y presidente de ACME, Devota & Lomba, la jornada se iba tornando por momentos más predecible: los clásicos de Cibeles siguen sin arriesgarse lo más mínimo. Él y Angel Schlesser coincidieron en usar el fucsia como contrapunto a los tonos neutros de sus colecciones. El segundo se inspiró en la moda masculina, con toques de cuero, piel y animal print en diseños muy funcionales.

El cierre de la jornada estaba en manos de Lemoniez, cuya colección tampoco destacó por nada en concreto, pero aportó uno de los diseños más atractivos: un abrigo de marabú en rayas marineras. El otro salió de las puntadas de Duyos: una falda larga de raso y un cuerpo de cortes muy básicos de pailletes en tonos metálicos. Queda esperanza.

- Sigue los desfiles en directo