Publicado: 29.10.2015 21:11 |Actualizado: 30.10.2015 13:14

La comedia marxista-leninista entra en campaña

El trío de 'La Tuerka News' regresa esta noche a la sala Mirador con su Political Science Global Forum, una show con la izquierda como punto de mira y la risión como protagonista

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:
tuerkos

El equipo titular de 'La Tuerka News'.- JAIRO VARGAS

Parafraseando a Facu Díaz, adalid de la guasa marxista-leninista, en La Tuerka News son muy dados a escupir hacia arriba. Sirva la escatología para ilustrar el asunto que nos ocupa. Tres tipos —el ya mencionado Facu Díaz, Miguel Maldonado y Héctor Juanatey— empeñados en buscarle las vueltas a la izquierda desde la izquierda. El resultado de tremendo atrevimiento lo podemos ver cada semana en su programa La Tuerka News y esta noche en la sala Mirador a eso de las 22.30 con su show Political Science Global Forum.

Humor militante, a fin de cuentas, que ahonda en las miserias de nuestra izquierda y sus eternas cuitas. Sonrisa irreverente que surge de la derrota y que, tras el arrebato inicial, se torna mueca sombría, pues no hay que olvidar que reírse es también aceptar el fracaso, y solo así es posible volver a empezar, volver a intentarlo.



Gran parte de sus gags hacen referencia a la coyuntura política. ¿Han tenido que pulir mucho la primera versión del show?

Facu Díaz: Renovarlo por completo era una locura, de modo que hemos actualizado algunas cosas. En concreto, hemos reescrito partes del guion teniendo la referencia de lo que había funcionado en directo. Éramos conscientes de que se podía mejorar y salimos del teatro sabiendo exactamente qué era lo que había que mejorar.

Héctor Juanatey: Resumiendo y como decíamos en la promo: lo mismo de siempre pero con dos o tres chistes nuevos

F: Es como un nuevo disco de U2, en realidad es lo mismo pero han cambiado un poco las letras

¿Tiene sentido del humor la izquierda?, ¿sabe reírse de sí misma?

F: Muy poco. La izquierda es la derrotada, somos los perdedores y ya bastante nos dan como para que ahora nosotros también lo hagamos, pero es que es un ejercicio súper sano, y ayuda muchísimo a llevar la militancia como la llevamos cada uno a su manera, reírnos de lo que está pasando es una vía de escape de puta madre.

Juanatey: "La izquierda ha de reírse de sí misma antes de que lo haga el resto, porque además motivos no faltan"

H: De hecho, yo creo que es inteligente, es como cuando los reyes escogían a sus bufones para que el pueblo no se mofara de ellos. Esto es algo similar; la izquierda ha de reírse de sí misma antes de que lo haga el resto, porque además motivos no faltan. A fin de cuentas, nuestro humor no busca el que la gente diga vaya mierda la izquierda, sino que intentamos mejorar la izquierda a través del humor.

Está muy presente entre sus chanzas la iconografía de la izquierda más tradicional. ¿A qué responde esto? ¿Por qué este interés por la simbología?

F: Creo que nos reímos de quien utiliza eso sin más, de quien se sirve de los símbolos como lo único que tiene, y de que el símbolo se convierta en el discurso.

H: Una crítica al sectarismo de la izquierda…

F: Exacto, un sectarismo que no sé si es que ahora es más fuerte o simplemente las redes sociales lo han potenciado. Durante las recientes tensiones en la izquierda, ha aflorado de nuevo la vieja guardia, que lleva toda la vida viviendo de la nada, de símbolos, y que ahora cuando se pide un poco más de estrategia, de astucia y de altura política, no saben o no quieren jugar.

Miguel Maldonado: Estamos hartos de ver a la derecha echándonos en cara ciertas cosas de la izquierda de manera absurda y exagerada, como por ejemplo cuando sacan el tema de Corea del Norte. Nosotros cogemos eso y lo abrazamos para ver si por exceso se dan cuenta de que no nos vale, de que evidentemente no estamos de acuerdo con Corea del Norte, de que no lo consideramos ningún paraíso…

tuerkos1

Sorna militante a través de La Tuerka.- JAIRO VARGAS

F: Como si ante una marea de bombas atómicas nosotros lanzáramos globos de agua diciendo: ¡no somos tan malos, sabemos reírnos de nosotros mismos también! Creemos, de hecho, que así ganas confianza y que por ahí se puede hacer llegar el discurso también.

M: Lo cierto aquí es que nos reímos de nosotros mismos porque es la excusa perfecta para reírte del resto del mundo. Una vez que te ríes de ti mismo tienes carta blanca para reírte de quien sea.

Facu Díaz: "El humor es también una forma de hacer llegar el discurso"

F: Se da el caso, además, que buena parte de nuestro entorno ahora está haciendo política y nosotros seguimos con los pies en la tierra. Parece como si, desde abajo, les dijéramos: es ridículo todo esto, es más, va en contra de lo que siempre nos habéis dicho. Nos gusta sentarnos en esa mesa de niños junto a la de los mayores que están jugando a la política y decirles que es lamentable lo que están haciendo.

Su planteamiento es muy autorreferencial. ¿No han pensado hacer un humor algo más omnicomprensivo?

M: Cuando decidimos probarnos en el teatro dimos por supuesto que los asistentes serían seguidores de La Tuerka News, de modo que la idea era ofrecerles aquello que querían ver. Sí que es cierto que ahora que hemos reestructurado el show intentamos ser un poco menos autorreferenciales y hacer algo más abierto.

M: En esta ocasión, mientras acabábamos de revisar el guion, nos hemos dado cuenta de que apenas había scketches clásicos del programa y esto nos ha dado entre miedo y vértigo. Siempre tienes la presión de que alguien pueda decir; vaya mierda, yo vine a ver La Tuerka News

Miguel Maldonado:
"El nuestro es un humor dirigido a gente de extrema izquierda"

F: En varias ocasiones hemos comentado entre nosotros si nos interesa o no bajar un par de marchas para que más gente pueda ver el programa sin sentirse fuera de lugar o sin entender algunas cosas o simplemente sin compartir la línea editorial del programa. Cuando surgen dudas pensamos que la libertad que tenemos en La Tuerka difícilmente la tendremos en otro sitio…

M: En resumen, nosotros somos conscientes de cuál es nuestro techo, hacemos un humor de extrema izquierda dirigido a gente de extrema izquierda con sentido del humor, lo cual ya reduce mucho nuestro radio de acción, dicho esto, me gustaría añadir que yo me vendo mañana y barato.

Interesante apunte…

M: Esto no lo pongas en la entrevista. Si lo haces, recuerda que soy de Murcia y manejo armas de fuego…

¿Qué tipo de humor les influencia?

H: Capusotto

F: Muchas veces cuando hacemos un mal programa o un mal gag nos excusamos en que somos tres sacando todo esto, pero lo cierto es que Caupsotto escribe él y otra persona un programa de 45 minutos a la semana con sketches brillantes. Cuando trabajas en esto te das cuenta de la importancia del dinero y del tiempo, por eso terminas fijándote en otros formatos sencillos, baratos y rápidos. En ese sentido, Capusotto es un referente.

M: Yo no conocía a Capusotto hasta que empecé a trabajar con ellos. Sí que es cierto que quizá mi parte en el programa y en el teatro es un poco diferente a la de ellos dos. Digamos que yo hago un humor mucho más estúpido y burdo.

F: Yo diría que está dentro de esa categoría que es humor chanante, y esto no tiene por qué significar que sea más bajo o más burdo.

A veces sus chanzas van un poco al límite, como pasadas de vueltas. ¿Dónde situáis la libertad de expresión?

H: No nos hemos autocensurado absolutamente nada y, de hecho, hay mucha parte de improvisación que roza todavía más el delito que lo que hay escrito.

F: Hemos comentado alguna que otra vez la impunidad que te otorga el escenario, el hecho de saber que si alguna cámara está grabando es nuestra y ya haremos con ese vídeo lo que consideremos. Sobre las tablas nos sentimos con la libertad de decir disparates de todo tipo. Es algo que además nos pone bastante… Te sientes como un científico volcando unas gotitas de un brebaje que hará reacción, te pones las gafas para que no salpique y entonces ves como todo se desencadena…

M: Para poner un punto y final al tema de la libertad de expresión me gustaría citar a Federico Trillo para decir que tu libertad acaba donde empieza la mía.

¿Cómo definirían su rol dentro de esta comedia?

F: Yo creo que los papeles están más o menos claros, Héctor es el oscuro y el triste

H: ¡Me niego, no es cierto, yo soy una persona feliz!

M: ¿Se podría decir que eres incluso jovial?

H: Soy feliz, jovial, bello y fuerte

M: A mí, en cambio, me gusta verme dentro de esta comedia como cuando estás leyendo a Hegel una tarde de invierno y llevas dos horas concentrado e intentas descongestionarte poniéndote un vídeo de monos pegándose entre ellos. Pues bien, Facu y Hector serían Hegel y yo sería los monos pegándose.