Público
Público

Una compañía española, candidata a construir el mayor museo egipcio del mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una compañía española, Acciona Ingenieros, aspira a ser elegida para levantar el nuevo Gran Museo Egipcio. Un ambicioso proyecto que hará que Egipto, que ya tiene en las Pirámides de Guiza uno de los mayores reclamos turísticos del mundo, sea el faro mundial de la milenaria civilización faraónica.

'Deseamos llevar adelante ese proyecto, porque es un contrato muy importante: Si ganamos la licitación seremos la única empresa que erigirá el mayor museo de la civilización egipcia del mundo', dijo a Efe el representante en El Cairo de la compañía Acciona Ingenieros, Muin Shanaa.

El nuevo edificio exhibirá las antigüedades faraónicas ordenadas a través de las dinastías que gobernaron entre los años 3.000 y 332 a. C., mostrando su religión, sociedad y cultura. Y estará ubicado en la carretera que une El Cairo con la ciudad portuaria de Alejandría, en las proximidades de las Pirámides de Guiza, una de las Siete Maravillas del Mundo.

Albergará 100.000 piezas muy valiosas y abrirá en 2015

Shanaa considera un enorme desafío técnico levantar una obra tan singular como este museo, que albergará miles de valiosas piezas arqueológicas.  Y precisó que su empresa compite por obtener el contrato con una empresa italiana y otra belga. 'Tenemos muchas esperanzas de quedarnos con el contrato, que todavía está en proceso de evaluación técnica y financiera', resaltó, antes de añadir que el anuncio de la adjudicación se hará próximamente.

 El museo y sus dependencias, como oficinas administrativas e instalaciones de agua, luz y seguridad, ocuparán una superficie total de 165.000 metros cuadrados, y su edificación llevará cerca de cuatro años, en los que se empleará a hasta 4.000 personas.

El supervisor general del Gran Museo Egipcio en el Consejo Supremo de Antigüedades (CSA), Mohamed Abdel Maqsud, recordó que hasta ahora han concluido dos etapas del proyecto total, y que el actual concurso es para efectuar la última y más importante fase: la construcción del edificio.'Esperamos que esta etapa, que también incluye las salas de exposición, concluya en al menos treinta meses para que esta gran obra sea inaugurada oficialmente en marzo de 2015', señaló Maqsud. Asimismo, apuntó que las primeras fases del proyecto incluyeron la construcción del centro de restauración de piezas arqueológicas, los almacenes, y los sistemas de energía y de lucha contra incendios.

El supervisor del proyecto adelantó también que ya han sido trasladadas unas 20.000 antigüedades del actual Museo Egipcio, ubicado en centro de El Cairo, a los almacenes de la nueva sede, y que ahora están trasladando otras 80.000 desde las bodegas arqueológicas existentes en todo Egipto. Entre esas valiosas antigüedades se encuentra la colección del faraón Tutankamon, compuesta por unas 4.000 antigüedades, incluido su ajuar de joyas de oro, ocupará un 30 por ciento de la superficie de exhibición del Gran Museo Egipcio.

 El coste de su construcción asciende a 447 millones de euros

'De las cerca de 100.000 piezas arqueológicas que acogerá el nuevo edificio, 50.000 de ellas serán exhibidas a los visitantes, mientras que la otra mitad se destinarán al estudio de expertos', agregó el responsable del CSA.

El Gran Museo, que sustituirá al centenario Museo Egipcio, prevé recibir la visita de alrededor de cinco millones de personas al año.

La iniciativa tiene un coste total estimado en unos 600 millones de dólares (unos 447 millones de euros), de los cuales el Gobierno japonés ha concedido un préstamo en condiciones ventajosas de 300 millones, mientras que el CSA aportará 150 millones, y el resto provendrá de donaciones locales y extranjeras, recordó el arqueólogo.

El proyecto, aparte del museo mismo, incluye una sala de conferencias, un cine en tres dimensiones, un museo infantil, un centro de artesanía popular, un jardín, y una ruta que lo una a las Pirámides de Guiza.'Deseamos convertir este ambicioso plan en el nuevo faro de la civilización faraónica que ilumine a la humanidad', remachó, grandilocuente, Abdel Maqsud.