Público
Público

Concierto de The Ladies en Madrid, llenazo total y aires 'vintage' a ritmo de rock and roll

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El día de nuestro concierto en La Boca del Lobo prometía estar lleno de emociones porque nos despedíamos de nuestro público hasta septiembre. El mes de julio ha sido muy emocionante tocando casi cada semana. Hemos ido creciendo y junto a nosotras un público increíble que se mueve a ritmo de rock and roll.

Llegamos a las ocho para la prueba de sonido y, como siempre, SuperCarmen ya estaba allí montando la batería. Fuimos subiendo los instrumentos para acoplarlos a un escenario que se nos quedó un poco pequeño, ¡al ser seis chicas a veces hay que hacer virguerías para no taparnos o pegarnos con los instrumentos!

'Prometía llenarse y efectivamente se llenó, al final del concierto nos comunicaron que hubo gente que ni siquiera pudo entrar'

Cuando nos quisimos dar cuenta ya estaba entrando gente a la sala, muchas caras conocidas y desconocidas. Mucha gente, lo que nos dio una descarga de energía muy positiva.

Era hora de juntarnos en el camerino y ultimar detalles. Nos ayudamos a peinarnos, maquillarnos e incluso para terminar de conjuntar estilismos. Muchas veces Laurita trae una maleta con mucha ropa para poder elegir mejor y aconseja con su buen ojo estético.

Luego repasamos el orden de las canciones, nos gusta dejar las más cañeras para el final. Es sorprendente lo bien que responde el público a todos los temas del repertorio, porque los baila y los canta como si se escucharan en la radio todos los días. Intentamos que esas canciones, versionadas multitud de veces, lleven nuestro sello. Cris, que lleva el teclado, también se encarga de hacer arreglos espectaculares y a partir de ahí aportamos nuestras sugerencias y cada una en su instrumento le da un toque muy personal. Por ejemplo, en el caso de Hills, hay canciones que no llevan saxo en su versión original, ¡pero su saxo siempre cabe! Esto le da una personalidad única, incluyendo arreglos que empastan perfectamente con la canción.

Rita, que siempre va acompañada de su contrabajo vintage no pudo traérselo por temas técnicos, pero utilizó con la misma destreza el bajo eléctrico, a pesar de no estar tan acostumbrada a este instrumento. Siempre nos demuestra que no hay nada que sea un obstáculo para ella. Mientras ella se concentraba, Lady Cherry calentaba la voz y pedía botellas de agua para un regimiento, además de ir haciendo un repaso de todo con la mirada cuidando que todo esté perfecto y listo para salir.

Minutos antes de comenzar el concierto, casi como ritual, nos retocamos los labios rojos y nos damos toda la fuerza antes de salir al escenario.

Prometía llenarse y efectivamente se llenó, al final del concierto nos comunicaron que hubo gente que no pudo entrar, porque hubo aforo completo, fue una pena no poder acoger a todo el mundo. El ambiente dentro de la sala era brutal, parecía no importarle a nadie estar tan apretados para disfrutar del espectáculo. El número de personas ha ido subiendo en cada concierto y eso nos hace ver que funciona la mezcla que nos hace diferentes. También las críticas tan positivas nos ayudan a seguir con tanta ilusión. Ahora, un descansito y volveremos a la carga en septiembre.