Público
Público

La crisis se cobra otro festival de teatro

Mataró cancela su certamen sobre Shakespeare a 11 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La novena edición del Festival Shakespeare de Teatro de Mataró (Barcelona) ha cerrado las puertas antes de empezar. Con todo a punto, con los 127.000 euros presupuestados y aprobados por el anterior gobierno municipal (PSC) y con la programación cerrada, la nueva junta (CiU), anunció anteayer que el certamen, que iba a celebrarse entre el 8 y el 17 de julio, quedaba anulado. 'A 11 días del estreno, con todo absolutamente atado, me parece una irresponsabilidad, una falta de respeto a la cultura y un juego sucio por parte del Ayuntamiento', comentó ayer Montse Vellvehí, directora del festival. Los recortes presupuestarios en Cultura ya se habían encargado de reducir a la mitad el presupuesto, 'pero la otra mitad la suplían nuestra ilusión y nuestras ganas'.

'Durante la campaña electoral [en mayo], los convergentes ya habían proclamado que no eran amantes del festival, pero hablaban con vistas al año que viene, este estaba presupuestado', lamentó Vellvehí. 'Les he expuesto todos los contras de esa decisión: el engranaje ya está en marcha, esta semana iba a presentarse a la prensa, la web ya funciona, los subtítulos están hechos, el diseño gráfico también Todo', asegura la directora, hablando en presente, porque no se acaba de hacer a la idea. El ayuntamiento, que había aportado 63.000 euros (11.000 de ellos de la Diputación), que se sumaban a los 38.000 de la Generalitat, se ha comprometido a pagar lo que se haya hecho. No es consuelo para los organizadores, que tenían contratados los cinco espectáculos de la programación. Una adaptación de La tempestad a cargo del lituano Oskaras Korsunovas (estreno mundial) y el nuevo montaje de Marc Martínez, Julieta & Romeo, que se estrenará en el Grec el día 7, eran los platos fuertes.

En total, seis días de programación y dos de espectáculos por toda la ciudad, cortometrajes, funciones de escuelas de teatro y una exposición fotográfica. 'Este trabajo no se pagaba pero era importantísimo para la gente de Mataró, y no digamos el de aquellos que tenían trabajo y se han quedado sin él', enfatiza Vellvehí. 'Es una decisión unilateral y poco ética que hace mucho daño a la gente. Alegar, a 11 días vista, cuestiones presupuestarias, es pura prepotencia', insiste.

La negativa, además, ha dejado a los organizadores sin margen de maniobra. 'Llevamos dos días deshaciendo lo que llevábamos meses preparando. No nos lo esperábamos', reflexiona la también actriz, que se niega a dar por muerto el certamen: 'La suerte es que un festival como este es necesario y funciona, está demostrado'.

En plena crisis, el modelo del Festival Shakespeare era el bueno: 'Pertenecemos a una red europea de nueve festivales dedicados al autor inglés, creo que es el camino: coproducir espectáculos y hacerlos rentables paseándolos por los otros países'.

Menos optimista se muestra ante la descentralización cultural que suponía el festival: 'Siempre había creído en la descentralización de la cultura, y esto me lleva a pensar si en Barcelona habrían actuado igual. Me temo que es un caso concreto de Mataró, que ha demostrado total ignorancia sobre el valor que tiene un festival como éste'.