Público
Público

Destapar el mito de la hispanidad

Una exposición analiza cómo la imagen ha perdurado, cruzando regímenes, ideologías y gobiernos a lo largo del tiempo 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo primero que se encuentra el visitante es al príncipe Felipe hablando sobre el pintor Velázquez. Una televisión proyecta imágenes de 1990, cuando el Museo del Prado empezaba a promocionar los actos para la conmemoración del V Centenario del Descubrimiento de América en 1992, año de capitalidad cultural de Madrid. 'Eso fue la apoteosis de la identificación entre el poder, la monarquía y el arte', apostilla Jorge Luis Marzo, comisario junto con Tere Badia de la exposición El d_efecto Barroco. Políticas de la imagen Hispana, en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB).

Tras cocinar durante siete años el proyecto, la muestra disecciona el mito de la hispanidad. ¿Cuáles son las estrategias para que haya resistido, cruzando regímenes, ideologías y gobiernos a lo largo del tiempo, hasta convertirse en razón de Estado y bandera cultural?

'La conquista fue el primer genocidio de la era moderna'

A través de un centenar de pantallas, las investigaciones de Marzo y Badia, tras recorrerMéxico, Perú, Chile y España, hablar con políticos, publicistas, historiadores y artistas, sostienen algunas conclusiones: 'El Barroco es la principal estrategia de supervivencia del mito hispano y la más influyente'.

Los comisarios defienden que el Barroco posibilita la perdurabilidad del mito por sus 'presuntos rasgos de universalidad, integración, sensualidad y teatralidad', y también por su capacidad para 'esconder el conflicto'. A la vez, han defendido que en su momento la hispanidad se alzó como discurso identitario y han subrayado que para ellos más que una 'cultura barroca, lo que hay es una política barroca'.

Para entender cómo se construyen los mitos, un grupo de publicistas se reunió para hablar del tema. 'No hay un premio Nobel de Química que se apellide González, es como si ciertos países sólo pudieran dar nobeles de Literatura', remató uno de ellos.

'En este país hay temas que todavía no se pueden tocar'

Diversas entrevistas a políticos y embajadores cuentan cómo nació la primera cumbre iberoamericana. 'La hispanidad sólo funciona en España; en México, un hispano es el mexicano que vive en EEUU, y la definición de latino es francesa', argumenta Marzo.

Jorge Luis Marzo sostiene que la exposición es también un proyecto 'de memoria histórica del hecho hispano', y defiende que la primera relación entre España y América 'se funda en una violencia inicial sin paliativos' que, 'a diferencia de lo ocurrido en otros países, no se ha cuestionado nunca'. En opinión del historiador 'la conquista fue el primer genocidio de la era moderna' o, como lo han denominado otros historiadores, 'una masacre o un homicidio múltiple indiscriminado'.

La muestra se puede visitar hasta el próximo 27 de febrero, pero no ha tenido una trayectoria fácil: 'Por el camino hemos perdido socios, porque en este país hay temas que todavía no se pueden tocar', lanza Jorge Luis Marzo. 'Existe una tendencia a asumir que somos sociedades fracasadas, pero Iker Casillas nos ha llevado a la modernidad', comenta Tere Badia.

Precisamente, el fútbol es el protagonista de la parte final, con una obra videográfica del mexicano Miguel Calderón, sobre un partido disputado entre Brasil y México, y un amplio muestrario de las reacciones de la prensa española después de que España ganara la Eurocopa de fútbolde 2008 superando 'el maleficio de los cuartos de final'.

Cierra la exposición el anuncio que una empresa de carburantes utilizó para felicitar al equipo que ganó la Eurocopa 2008. La marca se sirvió del cuadro La rendición de Breda para lanzar un mensaje muy hispano: 'Enhorabuena, campeones, el mundo vuelve a ser nuestro'.