Público
Público

Detenidos dos sospechosos por el asesinato de Facundo Cabral

Los restos del cantautor fueron repatriados anoche a Buenos Aires

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las fuerzas de seguridad guatemaltecas han detenido a dos sospechosos de haber participado el pasado sábado en Guatemala en el atentado que costó la vida al cantautor argentino Facundo Cabral, informó una fuente judicial.

El portavoz de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), Diego Álvarez, dijo a la radio local Emisoras Unidas que las detenciones se registraron en dos colonias al sur de la capital guatemaltea. Aunque no precisó la nacionalidad de los detenidos, Álvarez confirmó que fueron identificados como Wilfredo Allan Stockes Arnold y Elkin Enrique Vargas Hernández. Este último habría participado, según la fuente, como intermediario en el asesinato de Cabral.

Álvarez comentó que la Cicig se puso al servicio del Ministerio Público (Fiscalía) desde el momento del crimen para colaborar en la investigación y manifestó que no se puede dar más detalles para 'no dañar las investigacones'. 'Son varias personas (las que se buscan) y al parecer hay de otros países involucradas' en el asesinato, añadió, aunque dijo desconocer la cantidad de implicados en el hecho.

Los restos del cantautor fueron repatriados anoche a Buenos Aires

Cabral fue asesinado el 9 de julio por un grupo de sicarios cuando se dirigía hacia el aeropuerto internacional La Aurora, de la capital guatemalteca, acompañado del promotor nicaragüense Henry Fariña, quien resultó herido de gravedad. Los restos del cantautor argentino fueron repatriados anoche a Buenos Aires en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana.

El presidente de Guatemala, Álvaro Colom, dijo ayer que las autoridades de su país sospechan que 'sicarios internacionales' a la orden de grupos del crimen organizado están detrás del asesinato del cantautor argentino. El ataque estaba dirigido contra Fariña, quien llevaba a Cabral hacia el aeropuerto de la capital guatemalteca, y 'hay muchas probabilidades de que no sean sicarios nacionales, sino que puedan ser de otros países' quienes lo perpetraron, añadió Colom.