Público
Público

"Dicen que tenemos prestigio, pero con él sólo no se come"

Ana Zamora estrena el texto medieval El auto de los Reyes Magos en el Teatro de la Abadía de Madrid 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ana Zamora (Madrid, 1975) es la nueva niña bonita del teatro español. Acaba de obtener el premio Ojo Crítico 2008, el año pasado recibió muy buenas críticas por El misterio del Cristo de los Gascones, y ahora estrena en el Teatro de la Abadía de Madrid el Auto de los Reyes Magos, al que por no restarle detalle, no le falta ni un botafumeiro de verdad. Zamora sonríe: 'Algo debo estar haciendo bien'.

Y eso que su campo de acción no se digiere con facilidad. Ella y su compañía Nao damores, fundada en 2001, se dedican al teatro renacentista; a investigar textos de dramaturgos como Gil Vicente que se encuentran sepultados bajo el yugo de los barrocos Lope de Vega, Tirso de Molina o Calderón de la Barca, con mucha mejor prensa dentro del teatro clásico. 'He tenido la suerte de acceder a todo este mundo del Renacimiento por mi relación familiar. Y ahora, mi sensación es que tengo una clara vocación de servicio público', desvela esta dramaturga y directora, nieta del filológo por autonomasía, Alonso Zamora Vicente.

Zamora explica que Auto de los Reyes Magos es un salto adelante, porque para este montaje ha contado con más medios. La obra del siglo XII tiene 147 versos que son puro teatro medieval a los que la dramaturga ha sumado otros textos como Los signos del Juicio Final, de Gonzalo de Berceo y diversas estrofas en latín, 'que quizá no se entiendan, pero que se sienten', afirma.

Porque este es un teatro que entra por la piel, no por el córtex cerebral. 'Contamos con la suerte de que la historia de los reyes magos la conoce todo el mundo, pero eso sí, que nadie espere ver a los reyes con corona y capa de armiño. Es un texto navideño, pero no tiene nada que ver con la ñoñería que nos venden los centros comerciales', explica Zamora.

Un teatro próximo al pueblo

Ni siquiera con la religión. Si se observan bien los referentes y símbolos de este auto, uno tiende a pensar que este siglo XXI es muchísimo menos secular de lo que aparenta. 'Es que lo religioso tiene una base muy importante en la mitología y eso, en el siglo XII, todavía se nota. Además, es un teatro, y ahora por primera vez lo comprendo, muy popular', señala Zamora. A nosotros todavía nos pesan demasiado las interpretaciones calderonianas de los autos sacramentales, la época en la que todo se volvió oscuro.

El proceso de investigación de esta obra ha sido arduo. Durante este verano, la compañía se concentró durante un mes en Segovia para preparar la fonética de los textos y las coreografías, mucho más difíciles de interpretar cuando hay una distancia de nueve siglos. 'Sí. Además, estos textos se suelen trabajar con actualizaciones del siglo XV, pero yo creo que el original es muchísimo más lúdico', reconoce la directora. Una fiesta que, sin embargo, 'no es para niños. Esto no es teatro infantil',insiste Zamora

Tras pasar por la Abadía, Nao DAmores acudirá al Corral de Comedias de Alcalá de Henares (Madrid) y más tarde, a Segovia. Después, seguirán tocando puertas, ya que 'aunque ahora nos dicen que tenemos prestigio, sabemos que de este no se come', finaliza.