Publicado: 19.11.2013 17:31 |Actualizado: 19.11.2013 17:31

Dime cómo pintas y te diré si eres El Greco

La especialista Carmen Garrido presenta un estudio sobre la técnica pictórica del pintor, a través de la que ha logrado diferenciar sus obras de las que salieron de su taller o de las falsificaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Greco no es autor de todos los cuadros que se le atribuyen, según un estudio de la especialista Carmen Garrido sobre la técnica pictórica del autor renacentista, que concluye que de 150 obras estudiadas solo 70 salieron directamente de su pincel.

Garrido, doctora en Arte, conservadora y directora emérita del gabinete de documentación técnica del Museo del Prado, ha presentado este martes parte de las conclusiones de ese estudio en el Congreso Internacional de Historia de la Pintura de Época Moderna, que se celebra en la Universidad de Lleida.

La experta no ha elaborado un catálogo de la obra completa del Greco, sino que tras analizar unas 150 obras llegadas a lo largo de los años al Museo del Prado y atribuidas al cretense, ha concluido que sola unas 70 son originales.

En su estudio, que se publicará próximamente, Garrido profundiza en la técnica pictórica de Domenicos Theotocopoulos, lo que servirá de referencia para distinguir entre originales, réplicas, copias y falsificaciones.

Garrido: "Poder analizar la técnica es fundamental para saber si las obras son suyas (del Greco) o no""He estudiado los originales sobre los que no hay dudas, de todas las etapas del Greco, para llegar a saber con pruebas y datos cómo trabajaba. De esta manera, posteriormente, hemos podido diferenciar entre originales, copias salidas del propio taller del Greco y falsificaciones posteriores". Hay obras sobre las que "ya se planteaban dudas pero que a partir del análisis de la técnica pictórica que hemos realizado podemos concluir que no son suyas", ha explicado la conservadora.

"Lo que presento como novedoso en mi estudio -añade- es la técnica del pintor. Poder analizar la técnica es fundamental para saber si las obras son suyas o no. Hay un trabajo interno y externo en sus obras de mucha calidad, que son cosas que no puede ver un falsificador y que no puede reproducir un copista".

En ese sentido, Garrido explica que la utilización de radiografías de los cuadros ha sido fundamental para poder ver esas diferencias, sobre todo en el caso de las copias salidas del taller del Greco, donde utilizaban los mismos materiales y pigmentos que el artista, por lo que se hace más difícil realizar esta distinción.

"Con las radiografías vemos, por ejemplo, que en las copias, por muy buenas que sean, no se ven las capas y cambios que realiza el pintor normalmente en la estructura interna del cuadro. Sí que se ve cómo el copista ha pintado a su manera y luego ha tenido que terminar el cuadro a la manera del Greco, para que tuviera la marca del taller", detalla.

Este análisis permite a Garrido distinguir entre las pinturas originales del Greco y las realizadas en colaboración con su hijo, Jorge Manuel, o las copias hechas por otros pintores de su taller, como Luis Tristán o Pedro de Orrente.

"Tristán pinta como Tristán, pero luego acaba los cuadros como El Greco. Los materiales son los mismos, lo que varía es la forma de aplicarlos, porque el genio siempre es el genio", explica Garrido. En cuanto a las obras que El Greco pintó con su hijo, la experta indica que ha incluido en su libro dos en las que se ven claramente las diferencias de técnica de uno y otro. Su análisis permite distinguir asimismo si una obra es un boceto del Greco o no lo es.

"Hay cuadros que se han atribuido al Greco diciendo que eran bocetos de un cuadro final, pero nosotros hemos visto que no son bocetos previos sino pinturas realizadas posteriormente a la pintura original, aunque hayan salido de su taller, porque en los cuadros originales hay por ejemplo cambios de composición que no hay en una copia", explica.

Al respecto, Garrido explica que las copias, aunque hayan salido del taller del artista, nunca tienen la calidad de sus obras. "Las copias, por mucho que utilicen los mismos materiales que el Greco, están como emborronadas, sucias, no tienen la limpieza y transparencia del genio", asegura.

Más fácil es poder diferenciar falsificaciones posteriores al Greco o modernas, ya que el uso del color que él hacía "era muy especial y muy difícil de imitar".

En todo caso, Garrido explica que con su estudio no quería hacer un catálogo de la obra completa del Greco, sino explicar cuál era su técnica pictórica, a partir de la cual sí que se puede saber qué obra es un original y cuál no. "Yo lo que digo es: así pinta El Greco, pero nunca he hecho un catálogo de toda la obra del Greco, sino un estudio técnico del pintor, de toda su obra y sus diferentes etapas".