Público
Público

Escándalo en Alemania por una escultura del 'cadáver' de Ai Weiwei

La figura, del artista He Xiangyu, de un hombre boca abajo provocó llamadas y denuncias al confundirla con un muerto real

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una escultura de un cadáver de gran parecido con el artista y disidente chino Ai Weiwei ha causado gran revuelo en la localidad germana de Bad Ems, después de que varias personas alertaran a la policía al confundirla con un muerto real.

Entre tanto, la Fiscalía de Coblenza, encargada del caso, desestimó la demanda por profanación de cadáveres presentada por un hombre que al pasar junto a la obra creyó que se trataba de un muerto.

Según un portavoz de la Fiscalía, no se abrirá ninguna investigación por falta de indicios de delito. 'Es cierto que los primeros dos o tres días hubo algunas llamadas' de gente preocupada, señaló Peter Steger, de la policía de Bad Ems.

La figura, de gran parecido con Ai Weiwei, se encuentra tendida en el suelo boca abajoLa figura, de gran parecido con Ai Weiwei, vestida con un traje y tendida en el suelo boca abajo, puede verse en 'Laden Nr.5', un local comercial que da a la calle y que el centro artístico Palacio Balmoral reconvirtió recientemente en un pequeño espacio para exposiciones.

Con su escultura, titulada La muerte de Marat, el artista He Xiangyu pretende honrar de una manera irónica el compromiso con los Derechos Humanos de su colega artístico Ai, precisó Anne-Kathrin Auel, portavoz del Palacio Balmoral.

Ai fue nombrado recientemente la persona más influyente en el mundo del arte en la lista que anualmente elabora la revista británica Art Review, que incluye también galeristas, críticos y teóricos del arte, además de empresas del sector.

China, por su parte, opina que ésta y otras distinciones al disidente esconden motivos políticos. La desaparición de Ai en abril provocó la indignación de gobiernos occidentales y de defensores de los derechos humanos, que condenaron su detención y la de otros centenares de disidentes.

Tras casi tres meses detenido, quedó en arresto domiciliario, hasta hoy, sin que se le autorice a salir de su estudio pequinés. El pasado 14 de octubre, Ai inauguró a través de un videomensaje grabado en Pekín una exposición en Berlín con 226 fotos de las más de 10.000 que captó durante los diez años que vivió en Nueva York.

'Hola, soy Ai Weiwei, estoy muy contento de que mi exposición pueda ser mostrada en Berlín. Desearía estar allí, pero no puedo. Espero que todos disfruten de la muestra. Hasta luego', dijo en su breve mensaje grabado en el jardín de su casa.